image

 

Lady Gaga demostró su amor por los zapatos Alexander McQueen al adquirir tres pares de esa marca por 260 mil euros.

De acuerdo con “El País”, Gaga participó en una subasta a favor de la Unicef y las víctimas del terremoto en Nepal.

Adquirió zapatos del modelo “armadillo”, diseñados por McQueen poco antes de su suicidio y que no se han vuelto a fabricar.

De hecho, se produjeron únicamente para las pasarelas y nunca habían estado a la venta. Los zapatos fueron fabricados en Italia y sólo existen 21 modelos en el mundo. Tiene 30 centímetros de altura y el diseño se parece al caparazón de un armadillo, de ahí su nombre.

Gaga ya había lucido ese calzado en su video “Bad Romance” y hace un día compartió en Instagram una foto con los tres pares que compró.

Para su creación, McQueen se inspiró en la teoría de la evolución de Darwin y en el calentamiento global.

El precio de salida en la subasta era de diez mil euros.

Fuente