image

 

A pesar de su milagrosa recuperación, Lamar Odom sigue afrontando serios problemas de salud, según aseguró una fuente cercana a las Kardashian a People.

Dos semanas después de que fuese encontrado inconsciente en un burdel de Nevada, el exjugador de la NBA está siendo tratado en el hospital Cedars-Sinaí de Los Ángeles, donde necesitó cirugía de urgencia, el miércoles pasado, debido, supuestamente, a una neumonía.

“Son dos pasos al frente y un paso atrás, aunque se siente como que se está progresando poco a poco. Todavía hay una nube negra, como diciendo: ‘Vale, ¿Qué viene ahora?'”, expresó la fuente.

La neumonía que padece el esposo de Khloé Kardashian ha sido un duro golpe, y “por eso ahora la preocupación es que deje dañados sus pulmones de forma permanente… Sus riñones siguen sin funcionar correctamente”, aseguró el informante, quien añadió que la salud de Odom no le permitiría recibir un transplante, “así que está en dialisis”.

Durante los cuatro días que el exbasquetbolista estuvo en coma sufrió múltiples derrames cerebrales.

“Puede realizar tareas simples, aunque le toma un tiempo para hacerlo”, dijo entonces una fuente. “Pero eso es mucho más que la semana pasada, así que la familia está tomando las buenas noticias. Él ha destrozado su cuerpo, por lo que tomará un tiempo determinar cómo de bien puede volver a estar. Aunque todos sabes que nunca volverá a ser el mismo de antes. Habrá secuelas para siempre, aunque los doctores están tratando de minimizarlas”.

Por su parte, Khloé, quien paró los trámites de su divorcio del exatleta, sigue al lado de Lamar.

“Khloe recibe los novedades y deja saber al resto de la familia. Están todos en contacto”, afirmó una fuente. “Todos le tienen en sus oraciones. De verdad, Lamar tiene muchas suerte de estar vivo, y todos lo saben. Todos creemos que sigue vivo para una causa más grande. Nadie sabe cómo seguirá su recuperación o cuáles serán sus capacidades, pero está vivo y eso es lo que importa ahora mismo, eso es lo que cuenta”.

Fuente