Maluma-Raccoonknows.jpg

Maluma causó sensación el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar donde cantó y también formó parte del jurado. El artista mostró su lado filantrópico al anunciar que donaría su pago por participar en el concurso musical chileno para ayudar a las víctimas afectadas por los incendios forestales en ese país y reconstruir las zonas devastadas.

Eso sí, el cantante colombiano también pidió lo que quiso durante su estadía, según reportaron medios alrededor del mundo. Además de pedir una gran escolta de seguridad para que lo acompañara en cada una de sus salidas, exigió una casa de 1,000 metros cuadrados y un chef por 24 horas para satisfacer sus antojos en la cocina, se reportó.

El artista viajó con su familia y se alojó en una exclusiva casa en Bosques de Montenar en el balneario de Concón que tenía piscina, jacuzzi y sala de juegos. Eso además de pedir que se le reservara una habitación en el Hotel Sheraton Miramar en caso de que eligiera quedarse allí, según reportes de la prensa.

A juzgar por las imágenes que ha compartido en sus redes sociales donde se le ve bailando y jugando billar el cantante disfrutó su visita a Chile.

También se mostró conmovido por las víctimas de los incendios en ese país y compartió el siguiente mensaje sobre su aporte a la causa: “Llegué a Chile y Álex Hernández, director del Festival Viña del Mar, me mostró cientos de historias de afectados por los incendios, conmovedores rostros de familias que perdieron absolutamente todo. Hoy me pongo en sus lugares y decido aportar un grano de arena a toda esta situación. Una parte de mi corazón es de ustedes Chile, es por eso que el 100 por ciento de mis ganancias en este Festival de Viña del Mar cogerá otro rumbo. Su destino quedará en manos de la fundación Desafío Levantemos Chile que se encargará de darle ayuda a quienes viven esta calamidad… Es lo mínimo que puedo hacer por mis hermanos chilenos y con un gran gusto lo hago… ¡Quiero ver a Santa Olga de nuevo y más firme que nunca!”.

Fuente