image
Si tuviéramos que nombrar uno de los principales ingredientes de los tratamientos de belleza caseros más eficaces, sin dudas, el huevo encabezaría las listas.

En el caso particular de las mascarillas para el cabello está presente en la mayoría de las recetas. En el siguiente artículo te contaremos cuáles son las opciones que más te conviene probar.

Propiedades del huevo para el pelo

Los tratamientos para el cabello que incluyen yema de huevo han existido por años. Este elemento sirve para fortalecer las hebras, lograr que quede más saludable y brilloso, otorgarle suavidad y evitar que se quiebre o caiga.

Si quieres que tu pelo luzca sano, fuerte y sedoso no dudes en incluir huevo en tus tratamientos. Hidratación, acondicionamiento y cuidado con unas simples mascarillas.

Puedes usar simplemente un huevo batido en el cabello para conseguir buenos resultados. La yema contiene proteínas y grasas mientras humecta naturalmente. La clara aporta enzimas y quita el exceso de oleosidad (perfecto para los que tienen pelo graso).

En cualquier caso lo debes dejar 20 minutos y enjuagar con agua fría. Luego lavar con champú y acondicionador como de costumbre.

Recetas de mascarillas de huevo para el pelo

Para poder evitar el uso de tratamientos químicos que funcionan un tiempo pero a la larga dañan el pelo (o lo hacen dependiente del producto en cuestión) te recomendamos elegir mascarillas caseras con huevo como ingrediente principal.

Los demás componentes son muy fáciles de conseguir. Seguro los tendrás en tu cocina. Presta atención a las más eficaces:

Mascarilla de yema de huevo, aceite y miel

Tanto el huevo como el aceite de oliva revitalizan el pelo y le aportan brillo. A su vez, permiten que el cabello quede más suave y se pueda manejar en cualquier momento del día. Es como si las hebras resucitaran por arte de magia.

Ingredientes
1 yema de huevo (o 2 si tienes el cabello muy largo)
3 cucharadas de aceite de oliva (42 g)
3 cucharadas de miel (75 g)

Preparación
En un recipiente bate la yema de huevo.
Añade el aceite de oliva y mezcla bien.
Por último, echa la miel e integra todo para que quede una pasta homogénea.
Aplica sobre el cabello seco y da masajes circulares en el cuero cabelludo.
Deja actuar 20 minutos y retira con abundante agua tibia.

Mascarilla de huevo y aceites vegetales

Las mejores opciones entre los aceites vegetales para un pelo saludable y lleno de vitalidad son el de argán o el de coco. Ambos aportan hidratación y ayudan a recuperar el brillo perdido y nutren el pelo de forma intensa.

El huevo, por su parte, tiene todos los nutrientes esenciales que tu cabello necesita.

Ingredientes
2 cucharadas de aceite vegetal (28 g)
1 huevo

Preparación
En un recipiente pon el aceite vegetal a elección.
Echa el huevo y bate bien para mezclar.
Aplica en todo el pelo, incluyendo raíces y puntas.
Espera 25 minutos y luego retira con agua.
Lava como de costumbre con champú y acondicionador.

Mascarilla de huevo, aceite y mostaza

Si tu problema es que el pelo no te crece puedes disfrutar de esta receta. Las proteínas de la clara y la biotina de la yema se suman con los nutrientes del aceite y la mostaza.

Estos elementos aumentan la circulación de la sangre en la zona y, por ende, el crecimiento.

Ingredientes
1 huevo
3 cucharadas de aceite de oliva (otras opciones son almendras, semilla de uva o jojoba) (42 g)
1 cucharada de mostaza en polvo (10 g)
3 cucharadas de agua (30 ml)

Preparación
En una taza pon la mostaza en polvo e hidrátala con el agua tibia.
Rompe el huevo en el recipiente y mezcla bien.
Añade el aceite que hayas elegido y remueve para que todo se integre.
Aplica en el cuero cabelludo y en las raíces del pelo (no en el largo ni en las puntas).
Deja que actúe unos 5 minutos (es normal que empieces a sentir calor en aumento en la cabeza).
Retira la mascarilla con agua.
Lava con champú y acondicionador.
Repite este tratamiento una vez a la semana durante un mes y medio para ver resultados.

Mascarilla de huevo y vinagre

Lo puedes usar como un acondicionador profundo cada vez que te lavas la cabeza. Además, es una alternativa más económica a los productos que venden en las tiendas. No tiene efectos secundarios, más allá de un leve aroma a vinagre, y es totalmente casera.

Ingredientes
1 yema de huevo
1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 ml)
½ cucharada de miel (12 g)
3 gotas de aceite de oliva
1 cucharada de agua caliente (10 ml)

Preparación
En una taza pequeña bate la yema de huevo.
Añade el vinagre, la miel y el aceite.
Mezcla todo muy bien mientras vas agregando el agua caliente.
Cuando hayas obtenido una consistencia de mascarilla deja de batir.
Humedece el cabello y distribuye bien la mezcla sobre el cuero cabelludo.
Permite que penetre bien durante unos 20 minutos y luego enjuaga con agua caliente.
Te recomendamos leer: 8 motivos por los que debes tener vinagre de manzana a mano

Mascarilla de huevo y aguacate

Los aceites esenciales del aguacate son realmente muy benéficos para la salud de tu cabello. Si a eso le sumamos las propiedades del huevo te darás cuenta de por qué es tan eficaz. ¡No dudes en probar esta mascarilla!

Ingredientes
1 aguacate
1 huevo
1 cucharada de aceite de coco (14 g)

Preparación
Abre el aguacate por la mitad y retira la pulpa, que colocarás en un recipiente.
Agrega el huevo y la cucharada de aceite de coco.
Bate bien hasta que obtengas una mezcla homogénea.
Aplica en el pelo, pero sobre todo en el cuero cabelludo.
Para que sea aún más efectivo el tratamiento envuelve el pelo en una toalla caliente y húmeda.
Deja actuar 15 minutos y retira con agua tibia a caliente.

Fuente