parasitosis intestinales-Raccoonknows.gif

 

Las enfermedades parasitarias intestinales tienen una distribución mundial, sin embargo, son
más comunes en áreas tropicales y subtropicales, constituyéndose en un problema de salud pública para los habitantes de esas regiones. En general a estas infecciones se les considera un marcador de atraso socio-cultural.

La baja mortalidad en comparación a la elevada morbilidad es el aspecto más problemático de las parasitosis intestinales y hace difícil estimar de forma adecuada la carga de las enteroparasitosis como problema de salud pública, realizándose en muchos casos sub-estimaciones.

Desde el punto de vista epidemiológico, socioeconómico y hasta ecológico, las poblaciones rurales poseen condiciones más favorables para que los niños adquieran infecciones intestinales con mayor frecuencia. Por esa razón se realizó un estudio transversal para determinar la prevalencia de parasitosis intestinales y evaluar las condiciones socio-sanitarias en un grupo de niños de una comunidad rural de Venezuela.

La investigación fue realizada entre julio y agosto de 2003 en el sector El Banqueo en la periferia de El Callao, una comunidad rural del Município Gran Sabana del estado Bolívar al sur de Venezuela.

El Callao se ubica al sur del estado Bolívar a 277 km de Ciudad Bolívar, capital del estado, situado geográficamente a 7° 21´ 05´´ latitud norte y 6° 49´ 17´´ longitud oeste. Según el censo realizado en El Banqueo, la población de 0-14 años está representada por 220 niños.

Para el estudio coproparasitológico una alícuota de la muestra fecal obtenida fue analizada en el Laboratorio del Hospital Dr. Juan Germán Roscio de El Callao, mediante el método de examen directo. El resto fue preservado en formol al 10%, siendo posteriormente procesado mediante la técnica de sedimentación espontánea en el Laboratorio de Diagnóstico Coproparasitológico de la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oriente, Núcleo Bolívar en Ciudad Bolívar.

En el procedimiento el agua destilada fue sustituida por solución salina fisiológica 0.85% para evitar la destrucción de las formas vacuolares de Blastocystis hominis.De los 220 niños de la comunidad, 71 (32.3%) fueron evaluados, siendo 37 del sexo femenino (52.1%) y 34 del masculino (47.9%).

La media de edad fue de 6.1 años ± 3.6 años. La prevalencia de parásitos intestinales fue de 78.9% (56/71). No hubo diferencias con relación a la edad y sexo de los parasitados. Nueve especies de enteroparásitos y/o comensales fueron diagnosticadas, siendo los protozoarios más frecuentes (71.8%) que los helmintos (40.8%). Blastocystis hominis (62%) y Giardia lamblia (32.4%) resultaron los
protozoarios más prevalentes.

Mientras que entre los helmintos destacarom Trichuris trichiura (19.7%) y Ascaris lumbricoides (19.7%). De los parasitados, 76.8% estaba poliparasitado.

Con relación a las condiciones socio-sanitarias de las familias de estos niños se encontró que las casas eran propias en 67.6% de los casos, la mayoría (80.3%) tenía piso de cemento y todas presentaban patios de tierra. En 72.9% de los casos había animales en las casas, siendo el perro el más común (92.2%). En cuanto a las condiciones de saneamiento y servicios sanitarios básicos, 100% de las viviendas no están conectadas a la red de cloacas. La eliminación final de las excretas se realiza principalmente en fosas rudimentarias (54.9%) y en pozos sépticos (43.7%).

Ninguna de las casas posee agua por tubería y en todas se almacena agua para el consumo. La basura es quemada en 74.6% de los casos. El 29.6% de los padres o representantes informó que consumen el agua sin ningún tipo de tratamiento y del grupo que trata el agua, 31% indicó que la hierven.

La elevada prevalencia de parasitosis intestinales determinada (78.9%) coincide con aquellas obtenidas por otros autores en niños de diferentes regiones de Venezuela (3, 5, 6) y del estado Bolívar (7) en comunidades urbanas o suburbanas. Esas cifras son consecuencia de la situación en la cual viven los niños en esas comunidades, tales como saneamiento ambiental deficiente y condiciones socio-económicas precarias (6), lo que coincide con los hallazgos del presente estudio.

En conclusión, se determinó una elevada prevalencia de parásitos intestinales en niños de El Banqueo, en la región periférica de El Callao, al sur del estado Bolívar, Venezuela. Posiblemente las deficiencias en el saneamiento ambiental básico y las precarias condiciones de vida de estas familias, son los factores determinantes de la elevada prevalencia de parasitosis intestinal encontrada.

Fuente