Santo Domingo

Santo Domingo. La capital dominicana ha cambiado. Dejó de ser sólo un territorio habitable y comercial, para ser compartida con un turismo de excursiones, de negocios y de congresos. De esto se enorgullecen los directivos de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, quienes estiman que la ciudad recibe unos 600 mil turistas al año.

La oferta para el Distrito Nacional comprende alrededor de 5 mil habitaciones hoteleras, distribuidas en 26 grandes hoteles y aproximadamente 30 propiedades pequeñas. A corto plazo se sumarán seis nuevos locales para incrementar la disponibilidad en 30 %.

El Ayuntamiento del Distrito Nacional y otras instituciones vinculadas ejecutan acciones para presentar una buena imagen. Pero faltan más.

Diario Libre conversó al respecto con Lina Matos, presidenta de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, y dos miembros más del gremio: Fanny Sánchez, propietaria de Plaza Colonial Residence de Gascue, y Roberto Henríquez, director general del Radisson Hotel, del ensanche Naco.

Los tres concuerdan en siete aspectos a mejorar para que Santo Domingo presente su mejor cara, y más aún cuando el próximo año se celebrarán en el país la 46 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

 

 

1.- ASEO Y ORNATO URBANO

Santo Domingo

La Asociación ha recibido reportes de que turistas notan la falta de acondicionamiento de áreas visitadas, siendo esta una de las principales debilidades detectadas. “A través de los mismos organizadores de tours nos lo expresan”, indica Matos.

El Malecón, la Ciudad Colonial y los alrededores de las plazas comerciales y de las instalaciones hoteleras, son los lugares vitales para presentar una imagen aseada. “Están trabajando (las autoridades), lo único importante es que haya un plan definido. Hemos solicitado que se dé prioridad a las zonas donde circulan los turistas”, dice Matos. “Tiene que ser algo que no dependa de horarios, de ciudadanos (…) Tiene que ser un sistema que esté estructurado pensando en que esos espacios estamos enseñándolos a nivel internacional”.

Los hoteleros de Santo Domingo han tenido acercamientos con el Ayuntamiento del Distrito Nacional y otras dependencias del Estado que inciden en el aseo y el ornato, notando una mejora en el área del Malecón, pero consideran que hay que reforzar las consecuencias por ensuciar los espacios.

“Queremos seguir impulsando para que ese ritmo (de limpieza) sea más rápido y vaya acorde a los retos que se están presentando con el crecimiento de la hotelería y del turismo en la ciudad de Santo Domingo”, indica Matos.

2.- FACHADA DE PROPIEDADES

Santo Domingo

Así como el Ministerio de Turismo trabaja en el rescate de las fachadas de varios inmuebles de la Ciudad Colonial, los hoteleros entienden que los propietarios de viviendas particulares deberían hacer lo mismo, tanto en esta demarcación como en otras de la zona metropolitana.

“Nosotros como Asociación de Hoteles hemos hecho programas de limpieza de la Ciudad Colonial en el pasado, y pasábamos y limpiábamos, y detrás de nosotros iba gente sacando basura y tirándola a la calle”, recuerda Henríquez.

3.- ILUMINACIÓN DE ESPACIOS

Santo Domingo

“Digamos que se resolvió el aseo, pero ¿cómo tu pones a caminar a personas en unas aceras y unas calles sin iluminación?”, se pregunta Matos. A seguidas afirma: “Hay que reforzar el tema de la iluminación”. Cita los lugares vitales: el Malecón y la Ciudad Colonial, las plazas comerciales y alrededor de los hoteles.

Muestra una foto en su celular de un farol del Parque Duarte, en la Ciudad Colonial. De seis bombillas que tiene, solo funciona una.

4.- SEGURIDAD MÁS TURÍSTICA

Santo Domingo

Una vez se garantiza una mejor iluminación, la seguridad se refuerza. Pero hay un aspecto que le interesa a la Asociación: ver más patrullaje turístico en “scooters” y menos militares portando armas largas.

La idea de los hoteleros es que el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR) siga creciendo en miembros y en servicios ofrecidos. “No puede ser cualquier institución de seguridad, la función de ellos es ser embajadores para el turismo, no solamente proveer el servicio de seguridad, sino atención”, explica Matos.

5.- PARADAS DEL TRANSPORTE PÚBLICO

Santo Domingo

En la avenida Bolívar, próximo al Parque Independencia, los vehículos del transporte público ocupan hasta dos carriles mientras están estacionados esperando los pasajeros o su turno para operar.

Sánchez, que desde hace 29 años dirige su hotel en Gascue, observa cómo los carros ocupan espacios en esta zona impidiendo el paso de los transeúntes. “Los diversos sindicatos hacen unos estacionamientos sin ningún tipo de orden, no les ponen donde ellos hacer sus necesidades ni disponer los desechos sólidos”, indica.

Las observaciones de los turistas sobre la desorganización en el transporte han llegado a la Asociación, pues los visitantes caminan por la Ciudad Colonial o hacia el mercado de la avenida Mella, y en su recorrido la constatan.

Sánchez entiende que el Ayuntamiento del Distrito Nacional y los sindicatos de choferes deben reorganizar los espacios destinados a la operación del transporte urbano.

6.- AGENDA CULTURAL Y HORARIO DE LOS MUSEOS

Santo Domingo

Los hoteleros quieren ofrecer actividades culturales actualizadas a sus huéspedes, pero tienen una dificultad. “Tenemos una Zona Colonial que tiene monumentos históricos, y nosotros como hoteleros, no recibimos la programación de los actos culturales que ahí se van a desarrollar para poder vender eso”, se queja Sánchez.

Matos además observa que los museos de la ciudad cierran sus puertas muy temprano, entre 4 y 5 de la tarde, afectando la agenda del visitante que hace turismo combinado. “Hay que extender el horario de los museos hasta las seis, siete de la noche, como en otras partes del mundo”, indica.

La Asociación aspira a tener en sus locales la agenda, tanto de los museos como de las actividades culturales (festivales, espectáculos, temporadas, exhibiciones, desfiles…), al menos con un año de anticipación para ofertarlas.

7.- PROMOCIÓN EN EL EXTERIOR

Santo Domingo

Sánchez ve pertinente que el cuerpo diplomático acreditado en el exterior refuerce la promoción del país en los lugares donde presta servicios.

“El mensaje va también para ellos, que la ciudad de Santo Domingo va a seguir creciendo, que vamos a disponer de más espacio para que ellos lo promuevan internacionalmente. Todos somos vendedores”, expresa Matos.

Henríquez también extiende esa idea a los ciudadanos, para que compartan en las redes sociales los videos promocionales de la República Dominicana.

FUENTE