estornudos-eructos-gases-Raccoonknows.jpg

 

La cultura y las “buenas costumbres” nos han llevado a reprimir actos completamente naturales y el organismo es el primer perjudicado. Este es el caso de las flatulencias, estornudos y eructos, que cada vez que los aguantamos, nos podrían traer serias consecuencias en nuestro cuerpo.

¿Qué pasa cuando reprimimos los pedos, eructos y estornudos?

 

1- Pedos y eructos

Todos los humanos producimos gases y nuestro cuerpo busca eliminarlos a lo largo del día. Estos se producen dentro del tracto digestivo, por ello difieren de persona a persona según su salud y la calidad de su alimentación.

Durante la digestión, el cuerpo produce más gases de lo normal, por lo que se ve obligado a expulsarlos. Al ser tan ruidosos y malolientes, nos sentimos avergonzados de hacerlo en público, sin embargo, es un acto natural por el que no nos deberíamos poner colorados.

Los gases son un indicador clave para conocer nuestro estado de salud. Si aguantamos las flatulencias y no las expulsamos a tiempo, jamás sabremos si existe una sobreproducción a causa de alguna enfermedad. Además, la acumulación gaseosa provoca indigestión, inflamación y cólicos.

 

Por otro lado, tirarse un pedo o eructar es la manera más sencilla de acabar con la hinchazón o sensación de pesadez que se conoce como distensión abdominal.

2- Estornudos

El estornudo es un acto reflejo mediante el cual se produce la expulsión de aire pulmonar a través de las fosas nasales y de la boca. En ocasiones es debido a un resfriado, aunque también puede ser provocado por ciertas alergias.

Si hemos contraído algún tipo de virus, podemos ir expulsando bacterias y gérmenes a través del estornudo. Sin embargo, si lo contenemos por vergüenza o por cualquier otro motivo, estas partículas permanecerán en nuestro organismo más tiempo. Además, estas pueden ser desplazadas hacia zonas más internas de la fosa nasal, senos paranasales u oído medio y agravar la situación.

Por otro lado, el aumento de la presión originado al reprimir los estornudos constantemente puede tener consecuencias negativas como:

-Pequeñas roturas vasculares
-Sangrado por la nariz
-Hemorragias en la conjuntiva ocular o el tímpano
-Inflamación de las fosas nasales
-Inflamación timpánica
-Dolor de oído
-Mareos
-Alteraciones en la audición
-Dolor de cabeza

Si no quieres contagiar a otras personas, trata de llevar pañuelos de papel siempre contigo y estornudar sobre ellos. Así evitarás quedar mal y propagar las infecciones.

Fuente