image

 

La leche de almendra es una de las leches vegetales más conocidas dentro del mundo de la alimentación. Sin embargo, no todos estamos al tanto de las ventajas que tiene este alimento…

Por eso, hoy queremos ponerlas en primer plano. ¿Quieres saber si la leche de almendras es una buena elección?

Sus principales beneficios

Para empezar, la leche de almendras apenas tiene calorías; esta cualidad la convierte en una de las protagonistas de los regímenes de adelgazamiento más saludables.

Pero, esto no es todo: la leche de almendras es ideal para fortalecer el sistema cardíaco, así como para enriquecer de nutrientes la alimentación de tu día a día.

Pero, ¡atención! La leche de almendras carece de proteínas, por lo que no puede funcionar como un sustituto de la leche de vaca. Así que ni se te ocurra probar este trueque alimenticio o terminarás con un déficit de proteínas.

La mejor leche de almendras

Hay algunos trucos que puedes poner en marcha para dar con la mejor leche de almendras.

Debes guiarte por esta premisa: lo orgánico es mejor. Y es que si optas por un producto de este tipo, te aseguras de que en tu organismo no van a entrar químicos artificiales que puedan perjudicarte.

Por otro lado, tienes que saber que la leche de almendra no azucarada es mucho más nutritiva. Y si eres una amante de lo dulce, es preferible que tú le agregues el azúcar en casa a tu propio gusto. ¿El motivo? El azúcar que viene con la leche suele ser excesiva y venir acompañada de conservantes.

Fuente