Obama-crisis-de-Puerto-Rico-Raccoon-Knows

Washington.- Apelando a la autoridad moral y fiscal de EEUU, líderes del Congreso y de la comunidad hispana instaron este martes al Congreso y a la Administración Obama a que tomen medidas ya para resolver la crisis en Puerto Rico, al advertir que la inacción tendrá consecuencias en las urnas en 2016.

Como parte de una campaña de presión política coordinada simultáneamente en Nueva York, el Capitolio en Washington y Orlando (Florida), tanto los legisladores demócratas, de origen puertorriqueño, como los activistas señalaron que el Congreso debe aprobar una medida bipartidista para resolver la “tormenta fiscal” en Puerto Rico, de ser posible, antes del receso de agosto.

Asistencia técnica no es suficiente

El consenso fue que la asistencia técnica que ha ofrecido EEUU no es suficiente y que no se trata de un “rescate financiero” sino de permitir que las entidades municipales en Puerto Rico puedan ampararse al Capítulo 9 de la ley de bancarrota federal, tal como propone una medida del comisionado residente en la Cámara de Representantes, Pedro Pierluisi, estancada en el Congreso.

Del lado del Senado, los legsladores Charles Schumer y Richard Blumenthal, de Nueva York y Connecticut, respectivamente, presentaron el pasado 15 de julio, una medida similar a la de Pierluisi.“Esto ya no se puede seguir ignorando… estamos enviando un mensaje claro: los puertorriqueños (en EEUU) no olvidarán quiénes contestaron este llamado a la acción” afirmó Nydia Velázquez, demócrata por Nueva York.

Su colega demócrata de Nueva York, José Serrano, señaló que la crisis no solo terminará afectando Wall Street sino que ha dado pie a un éxodo masivo de la isla y que, tan solo en Florida –un estado bisagra en los comicios generales- hay casi un millón de puertorriqueños, cuyo voto será decisivo en 2016.El legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez pidió durante discurso en el pleno de la Cámara Baja que la diáspora puertorriqueña mantenga la presión sobre el Congreso porque, a su juicio, está claro que Wall Street no velará ni por el ciudadano de a pie ni por los policías, doctores o maestros.

La situación actual favorece a los multimillonarios y a los fondos de inversión de alto riesgo porque son los que recibirán pago primero… los boricuas deben involucrarse en este momento para que Puerto Rico tenga un plan económico que pueda crear empleos y no seguir empujando a los jóvenes fuera de la isla hacia los EEUU en Jet Blue”, afirmó Gutiérrez.

Piden herramientas para resolver crisis

La Agenda Nacional de Liderazgo Hispana (NHLA, en inglés), que aglutina a 39 de las organizaciones latinas más prominentes de EEUU, ha criticado el “silencio ensordecedor” del Congreso.

El pasado 16 de julio, el grupo envió una carta al presidente Barack Obama y a los líderes republicanos de ambas cámaras del Congreso en busca de respuestas, y ahora ha solicitado reuniones con los principales precandidatos presidenciales.

Los activistas coincidieron en que, frente a una deuda pública de casi $73,000 millones, el gobierno de Puerto Rico ya ha impuesto medidas de austeridad que suponen un gran sacrificio para los 3,5 millones de puertorriqueños en la isla, mediante despidos, recortes masivos al gasto público por $2,200 millones, y un aumento a los impuestos sobre las ventas.

En la actualidad, la tasa de desempleo en Puerto Rico es del 15%, más del doble y medio que la tasa nacional en EEUU, y el 41% de las familias puertorriqueñas en la isla vive por debajo del umbral de la línea de la pobreza, cifra que podría escalar conforme se prolongue la crisis.Rafael Fantauzzi, presidente de la Coalición Nacional Puertorriqueña (NPRC),que ha lanzado un anuncio de SOS para la isla, parafraseó a la artista Taylor Swift al afirmar que, frente a la heridas causadas por la crisis, “una curita no corrige los agujeros de bala”.

FUENTE