Leslie Jones-Twitter-Raccoonknows.jpg

 

Después de que la actriz afroamericana Leslie Jones anunciara ayer su decisión de abandonar la red social Twitter, como consecuencia del sinfín de insultos y comentarios racistas de los que ha sido objeto últimamente, los administradores de la red social no han tardado en tomar medidas y este miércoles han vetado de por vida al usuario que dirigió a la intérprete la mayor parte de esos improperios.

El columnista ultraconservador Milo Yiannopoulos, hasta ahora titular de la cuenta ‘@nero’ y el autodenominado “supervillano de internet”, ya se había destacado anteriormente por acosar de forma continuada a todo tipo de personajes públicos, pero a pesar de que los responsables de Twitter habían suspendido su perfil en varias ocasiones, hasta ahora no se habían atrevido a expulsarle de forma permanente.

“La gente debe ser capaz de poder expresar sus opiniones y creencias en Twitter, pero nadie merece ser agraviado de esta forma a través de internet, y nuestras normas prohíben exhibir un comportamiento abusivo hacia otros usuarios o incitar a ello. En estas últimas 48 horas en particular hemos visto un incremento en el número de cuentas que violan estas políticas y hemos tomado medidas contra estos perfiles, que van desde avisos que exigen eliminar determinados tuits que infringen las reglas hasta la suspensión permanente”, reza el comunicado de la compañía que ha publicado en el medio digital Recode.

La decisión tomada por la compañía responde precisamente al tipo de medidas por las que abogaba la intérprete de ‘Cazafantasmas’ al denunciar públicamente la situación de vulnerabilidad en la que se encontraba al ser constantemente humillada en la esfera virtual.

“Twitter, yo entiendo que respeten el derecho a la libertad de expresión, pero tiene que haber unas reglas para regular la difusión de mensajes. Pueden comprobar que los perfiles de algunas de estas personas constituyen auténticas locuras. No basta con suspenderlas, hay que informar a la policía”, tuiteó la artista después de haber compartido algunos de los numerosos mensajes vejatorios que recibió, entre los que destacaban comparaciones con un simio o la acusación de que en ella se encontraba “el origen del sida”.

Finalmente, Leslie no pudo soportar la extrema crueldad de las palabras vertidas por estos usuarios y decidió abandonar la famosa plataforma de comunicación social.

“Abandono Twitter esta noche con lágrimas en mis ojos y mi corazón muy herido. Y todo esto me ha pasado únicamente porque hice una película, que puede no gustarte, pero la mi**da que he tenido que aguantar no es tolerable (sic)”, se despidió de esta manera la también humorista de ‘Saturday Night Live’.

Fuente