Una hoverboard, o aerotabla si lo prefieren en español, es sin lugar a dudas uno de los inventos que a todo geek le gustaría tener. Lexus, una de las filiales de Toyota, hace tiempo dio a conocer una tabla de este tipo e indicó que la estaría presentando oficialmente el 05 de agosto, es decir hoy.

Lexus presenta oficialmente su hoverboard

 

En un principio muchas personas creían que todo esto era una simple broma por parte de la empresa, pero no resultó ser así. La hoverboard de Lexus es muy real y todo el mundo ya puede ver cómo funciona.

Lexus ha subido un video a su canal de YouTube mostrando a la aerotabla en toda su gloria mientras es utilizada por varios profesionales del skate. En realidad no hay mucho para decir sobre ella, con dos palabras bastaría: es genial.

Y antes que nada no vayan a pensar que esta es la típica aerotabla que se puede ver en las películas o en la TV porque no es así. Aquí no hay tecnología de antigravedad de por medio ni tampoco se ha inventando nada nuevo, porque la tecnología en la que se basa este concepto de hoverboard hace años que ya existe, Lexus simplemente ha logrado colocarla en una tabla de unos 70 cm de largo.

En el video podemos ver a varios skaters probando la hoverboard y haciendo algunos trucos simples como saltos o deslizamientos en baranda. Ross McGouran, uno de los skaters profesionales que la estuvo probando, dice que no es nada fácil de usar, y que a pesar de haber estado practicando skate durante más de 20 años la experiencia es completamente diferente.

Y para los más curiosos, ¿cómo funciona exactamente esta tabla? O mejor dicho, ¿cómo se mantiene suspendida en el aire? Gracias a imanes y nitrógeno líquido. Se trata de una tecnología que recibe el nombre de levitación mágnetica superconductora, y consiste, básicamente, en enfriar un superconductor para alterar sus propiedades. En el enlace anterior pueden ver un interesante video al respecto.

Por supuesto esto quiere decir que debajo de la zona de skate tiene que haber imanes, y efectivamente así sucede, todas las pruebas se realizaron en un skatepark especialmente preparado para la ocasión.

Por unos cuantos años, o al menos hasta que la tecnología de antigravedad sea algo cotidiano, esto es lo más cerca que podemos estar de la hoverboard clásica que todos queremos.

FUENTE