image

 

Liam Payne está sorprendido por todos los insultos que ha recibido por expresar durante un concierto su desacuerdo con las parejas del mismo sexo.

El integrante de One Direction asegura que él no es homofóbico, y comentó: “No soy homofóbico, es algo ridículo, no estoy aquí para ofender a la gente, así que tómenlo como quieran. Es frustrante dar todo lo que eres en un concierto para agradar a miles, y que se centren sólo en un comentario”.

Payne está pasmado de ver los comentarios tan agresivos y ofensivos, y dijo sentirse mal al verlos en las redes sociales.

Fuente