image

 

La cuestión es muy sencilla: si Lindsay Lohan no se desempeña como tutora de un daycare en Brooklyn, podría ir a prisión. “Duffield Children’s Center” es el centro infantil en el que la actriz estará completando casi 125 horas de servicio comunitario, y tiene hasta el 28 de mayo para hacerlo.

De acuerdo a lo reportado por TMZ, la pelirroja tendrá que trabajar 7 horas todos los días de la semana para alcanzar este objetivo, y si lo logra, ya no estará en libertad condicional, pero en caso de que no cumpla lo requerido por el juez, la actriz irá inevitablemente a prisión.

Lindsay estará ayudando a los niños a realizar manualidades y artes, también les leerá, y ayudará con algo de trabajo administrativo. Por lo visto, Lohan ya había servido como voluntaria antes para la guardería, cuyo personal se manifestó contento por tenerla de vuelta…aunque no sabemos qué tan bien le haya sentado la noticia a los padres.

Fuente