Johnny Depp-Amber Heard-Raccoonknows.jpg

 

Amber Heard se negó a prestar declaración bajo juramento y se comportó como una “lunática” durante una deposición relacionada con la denuncia de violencia doméstica que presentó contra su ex Johnny Depp, según los abogados del galardonado actor.

De acuerdo a documentos obtenidos por People, la actriz lloró y gritó para evitar declarar frente a un secretario de la corte tras haber llegado a su cita con casi dos horas de retraso.

Heard se negó a entrar a la sala donde se toman las declaraciones, a pesar de varios intentos por convencerla y no entregó los documentos que se le habían pedido, siempre según esa versión.

 

“[Las] oficinas están hechas de vidrio transparente”, explicó Laura Wasser, abogada del actor, en los documentos presentados al juez. “Claramente [se veía a] Amber llorando histérica y caminando en su cuarto de conferencias, o gritando en ocasiones y riéndose otras veces”.

La abogada agregó que pudo ver cómo los abogados de Heard intentaban calmarla.

“Parecía lunática e irracional”, dijo. “Observé al abogado de Amber tratando de razonar con ella”.

Ahora el equipo legal de Depp pide una orden que prohíba a la actriz testificar cuando el caso vaya a juicio o que se desestime el caso de violencia doméstica.

Una fuente cercana a Heard ofreció a People una versión diferente.

“Aunque Amber estaba dispuesta y lista para dar su declaración, esta no fue tomada por los abogados de Johnny”, aseguró la fuente. “Esperó 10 horas y en ningún momento se rehusó a empezar la declaración. No hubo nada que impidiera a la abogada de Johnny a tomar la declaración durante este tiempo”.

e acuerdo a la corte, Heard deberá testificar este viernes en una vista sobre el posible dictamen de una orden de restricción contra el actor. Por su parte, Depp está supuesto a declarar el sábado.

El abogado de Heard, Joseph Koeing, calificó de “incorrecta” la observación de Wasser sobre la falta de cooperación de su cliente.

Fuente