Muy probablemente nos preguntenmos ¿Cómo serán los robots del futuro? Y es que desde los androides hasta las casas inteligentes de hoy en día, pasando por las múltiples propuestas de la inteligencia artificial, la Conferencia Mundial de Robots muestra en Pekín las últimas innovaciones.

robots

Actualmente China es el primer mercado de robots industriales del mundo y representa un 25% de las ventas mundiales, según lo indica la Federación Internacional de Robótica.

“Actualmente hay alrededor de 100 mil robots en los hogares chinos, claro esta que esto es sin contar las aspiradoras”, dijo Liu Xuenan, quien es el presidente de la compañía Canbot.

En un futuro no muy lejano, predice Yu Kai, jefe de la empresa Horizon Robotics, los asistentes automatizados “made in China” podrán hacerlo prácticamente de todo, hasta incluso fabricar un coche y conducirlo. “Pudiendo cada persona llegar a tener 10 robots”.

Un mundo apasionados por los robots

Desde los gigantes guerreros metálicos de Transformers hasta el tierno Baymax, el enfermero humanoide blanco y regordete de la famosa película de animación “Big Hero 6”, los consumidores chinos están prácticamente locos por los “robots superhéroes”, y gastan sin inconvenientes en ver películas protagonizadas por dichos personajes y en comprar todo el “merchandising” que puedan.

En las ciudades chinas, los comercios actualemten estan aplicado como estrategia de marketing para atraer a la clientela con la implementación de camareros, cocineros y porteros mecanizados, y hasta en las zonas mas rurales, muchos idean robots a base de chatarra (muy ingenisa esta idea).

Sin embargo cabe destacar que, la transición hacia una economía basada en robots será difícil, ya que en la actualidad las empresas chinas están muy lejos tecnológicamente de sus vecinas de Corea del Sur y Japón.

China, en priemra instancia, debería tener expectativas mucho más pragmáticas, estima Pinpin Zhu, quien es el presidente de “Xiao i Robot”, el cual es un servicio de pedidos mediante un sistema vocal.

robots

Según Zhu, el futuro está más ligado a las aplicaciones móviles conectadas, que en los humanoides capaces de resolver las tareas más sofisticadas.

Otras empresas, explica Zhu, se están concentrando en productos más realistas, como por ejemplo el caso de “un microondas modificado capaz de freír huevos. Tal vez no se parece a un robot, pero tiene una inteligencia artificial, a bajo nivel, pero la tiene”.

Por otro lado, si China aspira ponerse al frente de la revolución robótica mundial, primero deberá superar su tendencia a la imitación.

FUENTE