Este jueves, el huracán María pegó con fuerza a la República Dominicana, tras su paso por Dominica, Guadalupe y Puerto Rico, dejando grandes inundaciones y cientos de viviendas destruidas.

María pegó en Dominicana con vientos de 195 kilómetros por hora, arrasando así con árboles, desde la raíz, derribó postes de luz y causó marejadas de agua por las calles, lo que ocasionó que más de 14,000 personas tuvieran que ser evacuadas. 4,000 de ellos son turistas.

Los primeros datos arrojan que un poco más de 1,286 viviendas han sido afectadas y cerca de 14 poblaciones se encuentran totalmente aisladas por las inundaciones provocadas por los desbordamientos de diversos ríos, siendo las zona más afectadas San Francisco de Macorís, en la provincia de Duarte, así como las comunidades Ugamba y San Vicente, y el sector Santa Ana y Rivera de los Sánchez, en donde un puente se colapsó.

Fuente