celdas
SANTO DOMINGO. Tras encontrarse indicios graves que los presumen culpables de violar la Ley de Lavado de Activos provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas y de otras infracciones, la suspendida jueza Awilda Reyes Beltré y el exmagistrado Francisco Arias Valera, fueron recluidos en dos celdas de máxima seguridad en la cárcel de Najayo, San Cristóbal, las que serán custodiadas las 24 horas del día.

La medida fue adoptada por el procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, en cumplimiento a la decisión del juez de instrucción especial, Ramón Horacio González Pérez, quien dispuso preservar la integridad y la seguridad física de los magistrados, imputados de formar parte de una red de jueces dedicada a negociar decisiones judiciales para favorecer a personas vinculadas al sicariato y el narcotráfico. Advierte la medida que en el ejercicio de sus funciones judiciales, de seguro los procesados enviaron a Najayo a imputados a los cuales les tocó juzgar.

A ambos imputados, el juez González Pérez les impuso medida de coerción de tres meses de prisión, luego de establecer que podrían ser culpables de las infracciones señaladas y ante los peligros de fuga.

La medida de coerción deberá ser cumplida por Awilda Reyes en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres, mientras que Francisco Arias irá a Najayo Hombres

“Se trata de un hecho gravísimo, que ha minado las bases del sistema de justicia penal en la República Dominicana; que ha convulsionado de manera catastrófica al Poder Judicial del país, ha perturbado de manera profunda la conciencia de la sociedad dominicana”, adujo el juez en su decisión. Destacó, además, que los hechos imputados, y de los cuales existen indicios de culpabilidad, han socavado las bases de la República, desprestigiando la justicia a tal punto de que se ha perdido la confianza en ella.

La revisión obligatoria de la decisión fue fijada para el 17 de marzo del 2016, a las 10:00 a.m., y la lectura [integra de la decisión el próximo lunes 21.

Los procesados fueron trasladados al recinto penal a las 4:15 a.m. de ayer, bajo el resguardo de una unidad de alto riesgo y de inmediato conducidos a una celda, en la cual además de la seguridad estarán separados de los demás reclusos. Se dispuso que no tengan ningún contacto con los otros internos y tendrán horarios diferentes para salir al patio u otras áreas del penal.

Acorde al expediente contra los procesados, podrían resultar culpables de la violación a los artículos 177,178,179,181,183,265 y 266 del Código Penal Dominicano y 3,4 y 18 de la Ley 72-02 sobre Lavado de Activos Provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas y Sustancias Controladas.

Detalles del caso
Conforme a los elementos de pruebas el Ministerio Público aportó un recibo suscrito por Awilda Reyes Beltré y Francisco Arias Valera, donde la primera hace devolución de la suma de RD$350 mil, de un adelanto que recibió para liberar al regidor de Pedro Brand, Erickson de los Santos Solís. La jueza admitió que recibió de Arias Valera, la referida suma.

FUENTE