Los médicos inician un nuevo paro nacional que durará tres días

SANTO DOMINGO. El Colegio Médico Dominicano (CMD) y demás gremios intensifican su lucha a partir de hoy con un paro de labores en todos los hospitales del país, en respuesta a la falta de interés que, dicen, muestra el presidente Danilo Medina y las autoridades del Ministerio de Salud Pública.

Con una actitud más desafiante, Waldo Ariel Suero, presidente del CMD y líder de la lucha, no descarta hacer un paro indefinido, ni entregar los hospitales al Gobierno, si no les presentan propuestas reales que solucionen sus demandas.

La pasada semana hubo una reunión entre él, la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, y el director Nacional de los Servicios de Salud, Ramón Alvarado, con la mediación del rector de la Universidad Católica Santo Domingo, padre Jesús Castro Marte, pero como el encuentro anterior no llegaron a acuerdos.

Para esta semana hay otra reunión programada, pero Suero no tiene autorización para decir el día ni el lugar.

Y, mientras se mantiene el conflicto, miles de pacientes pobres se verán afectados en esta semana porque no podrán realizarse las consultas, estudios y análisis clínicos que los médicos en huelga les programaron. Para muchos será la segunda suspensión de servicios.

América Montero tenía una cita para el pasado 16 de febrero, pero un paro médico lo impidió, por lo que le reprogramaron la consulta para hoy, fecha en la que tampoco podrá ver a su médico por similar situación.

Como ella están miles de usuarios de los hospitales públicos y del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) que tendrán que esperar entre 30 y 45 días más para ser atendidos por un especialista.

El paro de labores es en demanda de un 5% del Producto Interno Bruto (PIB) para el sector salud, pensión digna, un reajuste salarial de un 60% y el nombramiento de más personal en los hospitales.

Prohibición

En un documento que se le atribuye al director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Ramón Alvarado, se notifica a los directores de hospitales no otorgar permisos a los médicos, enfermeras y otro personal, para participar en huelgas.

En el comunicado se responsabiliza a los directores para que ningún trabajador de salud deje sus puestos vacíos, y se advierte que serán supervisados para comprobar la asistencia a sus lugares de trabajo. El documento provocó el rechazo del presidente del CMD, que lo ve como una violación a sus derechos.

FUENTE