Logo-partido-republicano-raccoon-knows

WASHINGTON – Si quieren ganar la Casa Blanca en 2016, los republicanos necesitarán hasta un 47% del voto latino a nivel nacional, una ingente tarea debido a las presiones anti inmigrantes de su base conservadora, según un estudio divulgado este viernes por la encuestadora Latino Decisions.

Pese al optimismo del magnate republicano, Donald Trump, de que ganará el voto hispano en 2016 porque creará más empleos en el país, el estudio vaticinó que el giro hacia la derecha del Partido Republicano dificultará una victoria en las urnas el próximo año.

El análisis de Latino Decisions señala que si el voto de los blancos se mantiene en un 59% el próximo año –el mismo nivel de los comicios de 2012- entonces el Partido Republicano necesitará el 47% del voto hispano para ganar las elecciones presidenciales.

Hasta los comicios de 2012, los expertos consideraban que el Partido Republicano sólo necesitaba el 40% del voto hispano, pero el panorama electoral ha cambiado en el país debido a factores como el crecimiento poblacional de los latinos y su mayor participación en las urnas, y un leve descenso en el porcentaje de votantes blancos, según Matt Barreto, cofundador de Latino Decisions y profesor de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA).

“El electorado en 2016 es extremadamente distinto al electorado de 2004”,  argumentó Barreto, al explicar los cambios demográficos de los votantes en la última década.

Frank Sharry, director ejecutivo del grupo pro-inmigrante America´s Voice señaló que, independientemente de quién obtenga la candidatura presidencial, los 15 precandidatos republicanos en la contienda deben tomar en cuenta que mensajes anti-inmigrantes como los de Trump no ayudan a su causa.

“Este es el dilema que tienen los republicanos: ¿Cómo podrán sobrevivir a las primarias y competir en los comicios generales, especialmente con el voto latino?… les costará ganar las primarias con posturas pro-inmigrantes pero no podrán ganar los comicios generales sin ser pro-inmigrante”, resumió Sharry.

Según Latino Decisions, los votantes hispanos totalizarán 13 millones en 2016, o el 10.4% del electorado, en comparación con los 7.4 millones, o 7 % del de 2004.

A nivel de estados, el porcentaje del voto hispano que necesitarían los republicanos oscila, según la proporción del voto de las minorías.Así, para obtener la mayoría de votos en estados clave de la contienda, los republicanos necesitarán el 44% del voto hispano en Colorado; el 47% en Florida; el 46% en Virginia; el 45% en Nevada; el 43% en Ohio, y el 42% en Nuevo México.

Los cálculos de Latino Decisions, a base de una fórmula que examina varios posibles escenarios en 2016, fueron divulgados un día después de que una encuesta de la cadena televisiva Univisión pronosticó que si la contienda fuese entre la precandidata demócrata Hillary Clinton y el republicano Jeb Bush, Clinton obtendría el 64% del voto latino y Bush el 27%.

En 2012, el candidato presidencial republicano, Mitt Romney, perdió frente alpresidente Barack Obama al obtener sólo el 27% del voto latino, principalmente debido a su mensaje de “autodeportación” de los inmigrantes indocumentados.

En todo caso, Barretto consideró que es demasiado prematuro vaticinar el resultado de la contienda, aunque precisó que factores como Trump podrían movilizar al voto latino.

Trump no ha dado un paso atrás en sus comentarios desde que lanzó su candidatura presidencial, cuando tachó a los inmigrantes mexicanos de “violadores” y “criminales”,   lo que generó protestas de toda la comunidad inmigrante.

“Ganaré el voto latino porque voy a traer empleos de vuelta a nuestro país”, afirmó Trump el miércoles a la cadena televisiva Fox News.

FUENTE