Encadenada por el cuello y bajo constantes azotes de sus patrones vivió durante dos años una joven Mexicana.

Una esclava moderna en una tintorería de la capital del país.

Ahora, sus patrones están acusados por trabajos forzados, en el que según laProcuraduría de Justicia capitalina es el primer caso de este tipo en el Distrito Federal. La procuraduría reveló que la muchacha “tiene un aspecto físico de 14 años, pero sus órganos internos representan a una persona de 81 años, debido al daño que se le causó durante su cautiverio”.

Y es que la joven era a menudo golpeada hasta que sangraba, “y cuando las heridas iban cicatrizando le arrancaban las costras”, informó la agencia gubernamental.

“También le quemaban la espalda con la plancha”, agrega en el comunicado, en el que también se explica que la muchacha pasaba constantemente hambre y ahora presenta una anemia severa que tiene en riesgo su vida.

Para mitigar el hambre, la joven acostumbraba masticar el plástico que cubría las prendas de vestir que le obligaban a planchar.

Cinco personas fueron arrestadas por los abusos, luego de que la joven aprovechara un descuido para escapar de sus captores y alertar a la autoridad.

exclavitud-en-mexico-raccoon-knows

Problema extendido

Según la víctima, que no ha sido identificada públicamente, cuando fue contratada por sus agresores, éstos le ofrecieron donde vivir y durante un tiempo le dieron buen trato.

“Al principio era un buen trabajo. De nueve de la mañana a ocho de la noche y me pagaban 300 pesos ($20) a la semana”, le contó la víctima al periódico local El Universal.

“Yo vivía con la familia. Me daban de comer y dormía con ella (la dueña) y sus hijas en la casa, arriba de la planchaduría. Hasta le decía mamá”, relató.

Pero según la Procuraduría, sus patrones luego empezaron a acusarla de robarse cosas de la vivienda y dañar las prendas con las que trabajaba, por lo que procedieron a encadenarla y le dejaron de pagar.

De acuerdo al Índice Global de Esclavitud 2014 de la organización no gubernamental Walk Free Foundation, en México más de 266.900 personas –muchas de ellas centroamericanos indocumentadas– viven como “esclavos modernos”.

Eso significa que en números absolutos, México sería el país de América con más esclavos modernos, y el número 18 a nivel mundial.

El concepto de “esclavitud moderna” abarca la esclavitud, el tráfico humano, el trabajo forzado o por endeudamiento y el matrimonio servil.

La ONG estima que hay 35.8 millones de víctimas de este fenómeno en todo el planeta.

FUENTE