coran-estado-islamico-raccoon-knows

“La Guía de la Yihad”. Así la llaman muchos musulmanes que ven en ella su salvación. Su forma de alcanzar a Alá, a cualquier precio. Son los versículos del Corán que millones de islamistas recitan de memoria, como una interminable letanía en árabe. Estado Islámico donde justifican sus atrocidades.

El Corán (Alcorán, Qurán o Korán, dependiendo de la traducción) se divide en 114 suras, cada una de las cuales está a su vez diversificada en diversos versículos explicativos (aleyas). Las suras -las lecciones o capítulos en que se divide “El Sagrado Corán”- es el manual para cumplir con las reglas del islam. Una enumeración de ellos demuestran la violencia que una gran parte de ellos transmite a sus fieles.

Es tal la rigidez del Corán que en las liturgias no está permitida la transmisión traducida de sus capítulos. Sólo pueden leerse en árabe, el idioma original de Mahoma. Un análisis pormenorizado de sus suras demuestra el contenido violento que inspira a los terroristas islámicos, los fanáticos que se “martirizan” por la yihad. Los fundamentalistas que irrumpieron en el teatro Le Bataclan lo hicieron al grito de “¡Alá es grande!”. Abrieron fuego contra los espectadores y fueron abatidos horas después.

Los capítulos que hacen referencia a la violencia:

Sura 2, versículo 191
“Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan expulsado. Tentar es más grave que matar. No combatáis contra ellos junto a la Mezquita Sagrada, a no ser que os ataquen allí. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: esa es la retribución de los infieles”.

Sura 2, versículo 193
“Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda culto a Alá. Si cesan, no haya más hostilidades que contra los impíos”.

Sura 2, versículo 216
“Se os ha prescrito que combatáis, aunque os disguste. Puede que os disguste algo que os conviene y améis algo que no os conviene. Alá sabe, mientras que vosotros no sabéis”.

Sura 2, versículo 218
“Quienes creyeron y quienes dejaron sus hogares, combatiendo esforzadamente por Alá, pueden esperar la misericordia de Alá. Alá es indulgente, misericordioso”.

Sura 2, versículo 244
“¡Combatid por Alá y sabed que Alá todo lo oye, todo lo sabe!”

Sura 3, versículo 157
“Y si sois muertos por Alá o morís de muerte natural, el perdón y misericordia de Alá son mejores que lo que ellos amasan”.

Sura 3, versículo 158
“Si morís de muerte natural o sois muertos en el camino de Alá, seréis, sí, congregados/llevados hacia Alá”.

Sura 3, versículo 169
“Y no penséis que quienes han caído por Alá hayan muerto. ¡Al contrario! Están vivos y sustentados junto a su Señor”.

Sura 3, versículo 195
“Su Señor escuchó su plegaria: ‘No dejaré que se pierda obra de ninguno de vosotros, lo mismo si es varón que si es hembra, que habéis salido los unos de los otros. He de borrar las malas obras de quienes emigraron y fueron expulsados de sus hogares, de quienes padecieron por causa Mía, de quienes combatieron y fueron muertos, y he de introducirles en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos: recompensa de Alá’. Alá tiene junto a sí la bella recompensa”.

Sura 4, versículo 56 y 57
“A quienes no crean en Nuestro signos arrojaremos al fuego. Siemper que se les consuma la piel, se la reprondremos, par que gusten el castigo. Alá es poderoso, sabio”.

“A quienes crean y obren bien, les introduciremos en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, para siempre. Allí tendrán esposas purificadas y haremos que les dé una sombra espesa”.

Sura 4, versículo 71
“¡Creyentes! ¡Tened cuidado! Acometed en destacamentos o formando un solo cuerpo”.

Sura 4, versículo 74
“¡Quienes cambian la vida de acá por la otra combatan por Alá! A quien, combatiendo por Alá, sea muerto o salga victorioso, le daremos una magnífica recompensa”.

Sura 4, versículo 84
“¡Combate, pues, por Alá! Sólo de ti eres responsable. ¡Anima a los creyentes! Puede que Alá contenga el ímpetu de los infieles. Alá dispone de más violencia y es más terrible en castigar”.

Sura 4, versículo 89
“Querrían que, como ellos, no creyerais, para ser iguales que ellos. No hagáis, pues, amigos entre ellos hasta que hayan emigrado por Alá. Si cambian a propósito, apoderaos de ellos y matadles donde les encontréis. No aceptéis su amistad ni auxilio”.

Sura 4, versículo 91
“Hallaréis a otros que desean vivir en paz con vosotros y con su propia gente. Siempre que se les invita a la apostasía, caen en ella. Si no se mantienen aparte, si no os ofrecen someterse, si no deponen las armas, apoderaos de ellos y matadles donde deis con ellos. Os hemos dado pleno poder sobre ellos”.

Sura 4, versículo 101
“Cuando estéis de viaje, no hay inconveniente en que abreviés la azalá, si teméis un ataque de los infieles. Los infieles son para vosotros un enemigo declarado”.

Sura 4, versículo 144
“¡Creyentes! No toméis a los infieles como amigos, en lugar de tomar a los creyentes. ¿Queréis dar a Alá un argumento manifiesto en contra vuestra?”.

Sura 5, versículo 33
“Retribución de quienes hacen la guerra a Alá y a Su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra”.

Sura 5, versículo 35
“¡Creyentes! ¡Temed a Alá y buscad el medio de acercaron a Él! ¡Combatid por Su causa! Quizás, así, prosperéis”.

Sura 8, versículo 12
“Cuando vuestro Señor inspiró a los ángeles: ‘Yo estoy con vosotros. ¡Confirmad, pues a los que creen! Infundiré terror en los corazones de quienes no crean. ¡Cortadles el cuello, pegadles en todos los dedos!’”.

Sura 8, versículo 17
“No erais vosotros quienes les mataban, era Alá quien les mataba. Cuando tirabas, no eras tú quien tiraba, era Ala quien tiraba, para hacer experimentar a los creyentes un favor venido de Él. Alá todo lo oye, todo lo sabe”.

Sura 8, versículo 39
“Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda todo el culto a Alá. Si cesan, Alá ve bien lo que hacen”.

Sura 8, versículo 60
“¡Preparad contra ellos toda la fuerza, toda la caballería que podáis para amedrentar al enemigo de Alá y vuestro y a otros fuera de ellos, que no conocéis pero que Alá conoce! Cualquier cosa que gastéis por la causa de Alá os será devuelta, sin que seáis tratados injustamente”.

Sura 8, versículo 65
“¡Profeta! ¡Anima a los creyentes al combate! Si hay entre vosotros veinte hombres tenaces, vencerán a doscientos. Y si cien, vencerán a mil infieles, pues éstos son gente que no comprende”.

Sura 8, versículo 74
“Los creyentes que emigraron y lucharon por Alá, y quienes les dieron refugio y auxilio, ésos son los creyentes de verdad. Tendrán perdón y generoso sustento”.

Sura 8, versículo 75
“Quienes, después, creyeron, emigraron y combatieron con vosotros, ésos son de los vuestros. Con todo, y según la Escritura de Alá, los unidos por lazos de consanguinidad están más cerca unos de otros. Alá es omnisciente”.

Sura 9, versículo 5
“Cuando hayan transcurrido los meses sagrados, matad a los asociadores dondequiera que les encontréis. ¡Capturadles! ¡Sitiadles! ¡Tendedles emboscadas por todas partes! Pero si se arrepienten, hacen la azalá y dan el azaque, entonces ¡dejadles en paz! Dios es indulgente, misericordioso”.

Sura 9, versículo 14
“¡Combatid contra ellos! Dios le castigará a manos vuestras y les llenará de vergüenza, mientras que a vosotros os auxiliará contra ellos, curando así los pechos de gente creyente”.

Sura 9, versículo 20
“Quienes crean, emigren y luchen por Dios con su hacienda y sus personas tendrán una categoría más elevada junto a Dios. Ésos serán los que triunfen”.

Sura 9, versículo 24
“Di: ‘Si preferís vuestros padres, vuestros hijos varones, vuestros hermanos, vuestras esposas, vuestra tribu, la hacienda que habéis adquirido, un negocio por cuyo resultado teméis y casas que os placen, a Alá y a Su Enviado y a la lucha por Su causa, esperad a que venga Alá con Su orden…’. Alá no dirige al pueblo perverso”.

Sura 9, versículo 29
“¡Combatid contra quienes, habiendo recibido la Escritura, no creen en Alá ni en el último Día, ni prohíben lo que Alá y Su Enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que, humillados, paguen el tributo directamente!”.

Sura 9, versículo 36
“El número de meses, para Alá, es de doce. Fueron inscritos en la Escritura de Alá el día que creó los cielos y la tierra. De ellos, cuatro son sagrados: ésa es la religión verdadera. ¡No seáis injustos con vosotros mismos no respetándolos! ¡Y combatid todos contra los asociadores como ellos también combaten todos contra vosotros! Y sabed que Alá está con los que Le temen”.

Sura 9, versículo 38
“¡Creyentes! ¿Qué os pasa? ¿Por qué, cuando se os dice: ‘¡Id a la guerra por la causa de Dios!’, permanecéis clavados en tierra? ¿Preferís la vida de acá a la otra? Y ¿qué es el breve disfrute de la vida de acá comparado con la otra, sino bien poco…?”.

Sura 9, versículo 39
“Si no vais a la guerra, os infligirá un doloroso castigo. Hará que otro pueblo os sustituya, sin que podáis causarle ningún daño. Alá es omnipotente”.

Sura 9, versículo 41
“¡Id a la guerra, tanto si os es fácil como si os es difícil! ¡Luchad por Alá con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros. Si supierais…”.

Sura 9, versículo 73
“¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas, sé duro con ellos! Su refugio será la gehena. ¡Qué mal fin…!”.

Sura 9, versículo 111
“Alá ha comprado a los creyentes sus personas y su hacienda, ofreciéndoles, a cambio, el Jardín. Combaten por Alá: matan o les matan. Es una promesa que Le obliga, verdad, contenida en la Tora, en el Evangelio y en el Corán. Y ¿quién respeta mejor su alianza que Alá? ¡Regocijaos por el trato que habéis cerrado con Él! ¡Ése es el éxito grandioso!”.

Sura 9, versículo 123
“¡Creyentes! ¡Combatid contra los infieles que tengáis cerca! ¡Que os encuentren duros! ¡Sabed que Dios está con los que Le temen!”.

Sura 22, versículo 58
“A quienes, habiendo emigrado por Alá, sean muertos o mueran, Alá les proveerá de bello sustento. Alá es el Mejor de los proveedores”.

Sura 22, versículo 78
“¡Luchad por Alá como Él se merece! Él os eligió y no os ha impuesto ninguna carga en la religión! ¡La religión de vuestro padre Abraham! Él os llamó ‘musulmanes’ anteriormente y aquí, para que el Enviado sea testigo de vosotros y que vosotros seáis testigos de los hombres. ¡Haced la azalá y dad el azaque! ¡Y aferraos a Alá! ¡Él es vuestro Protector! ¡Es un protector excelente, un auxiliar excelente!”.

Sura 25, versículo 52
“No obedezcas, pues, a los infieles y lucha esforzadamente contra ellos, por medio de él”.

Sura 29, versículo 6

“Quien combate por Alá combate, en realidad, en provecho propio. Alá, ciertamente, puede prescindir de las criaturas”.

Sura 47, versículo 4
“Cuando sostengáis, pues, un encuentro con los infieles, descargad los golpes en el cuello hasta someterlos. Entonces, atadlos fuertemente. Luego, devolvedles la libertad, de gracia o mediante rescate, para que cese la guerra. Es así como debéis hacer. Si Alá quisiera, se defendería de ellos, pero quiere probaros a unos por medio de otros. No dejará que se pierdan las obras de los que hayan caído por Alá”.

Sura 49, versículo 15
“Son creyentes únicamente los que creen en Alá y en Su Enviado, sin abrigar ninguna duda, y combaten por Alá con su hacienda y sus personas. ¡Ésos son los veraces!”.

Sura 61, versículo 4
“Alá ama a los que luchan en fila por Su causa, como si fueran un sólido edificio”.

Sura 61, versículo 11 y 12
“¡Creed en Alá y en Su Enviado y combatid por Alá con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros. Si supierais…”.

“Así, os perdonará vuestros pecados y os introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos y en viviendas agradables en los jardines del edén. ¡Ese es el éxito grandioso!”.

Sura 66, versículo 9
“¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas! ¡Muéstrate duro con ellos! Tendrán la gehena por morada. ¡Qué mal fin…!”.

FUENTE