Luis Miguel- mánager-Raccoonknows.jpg

Tal parece que la suerte no acompaña a Luis Miguel ultimamente. Primero fue la cancelación de conciertos en Ciudad de México lo que le puso en el ojo del huracán a principios de año. Ahora se confirma que el cantante tuvo que pagar nada menos que un millón de dólares al que fuera su mánager,William Brockhous, por incumplimiento de contrato laboral.

Así lo ha puesto de manifiesto el programa Suelta la sopa de Telemundo a través de la publicación de un documento de embargo del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Según este reporte, el artista tuvo que desprenderse nada menos que de $549,000 por perder una demanda civil, $395,000 a sus abogados y $96,000 en intereses.

Dichos documentos también muestran con lujo de detalles los beneficios que obtuvo el artista entre los años 2012 y 2014 alcanzando los $45 millones. Finalmente, El Sol de México zanjó su deuda y evitó así no sólo que sus viviendas en México y Estados Unidos fueran embargadas, sino incluso pena de cárcel.

Los últimos tiempos han sido algo complicados para la estrella. Sus supuestos problemas de salud de los que no se dieron más detalles le obligaron a cancelar sus conciertos en la capital azteca durante los meses de marzo y abril de este año. Sin embargo, el cantante parece haber recuperado la ilusión y podría estar inmerso en la preparación de un nuevo disco al lado del Mariachi Vargas de Tecalitlán, con quien ya colaboró anteriormente en su trabajo México en la piel. Lo esperamos con impaciencia.

Fuente