image

 

Luis Miguel perdió la demanda millonaria contra su exrepresentante William Brockhaus. Dicha demanda se le presentó después cancelar múltiples presentaciones en el Auditorio de la Ciudad de México, según los documentos de la corte de Nueva York.

Según el contrato inicial, el exmánager recibiría el 10% de las ganancias que el artista generara entre 2012 y 2014, pero Luis Miguel no cumplió con la entrega del monto acordado y ahora tendrá que pagar 4,5 millones de euros.

Luis Miguel podría apelar a la decisión del juez, según Peter L. Cedeño, abogado de Brockhaus, de ser así, el cantante de 46 años tendría que volver a los juzgados.

Por el momento ni el intérprete de “Suave”, ni sus representantes se han pronunciado sobre el tema.

Fuente