Loading...
Loading...

La sonrisa ha sido en los últimos tiempos la compañera perfecta de Luis Miguel. Amable, cariñoso con sus fans y en plena forma en cada actuación, el Sol de México vive entregado a su profesión en la que sigue haciendo disfrutar a sus millones de seguidores en todo el mundo.

Sin embargo, en uno de sus últimos conciertos en el Auditorio Nacional de México, Luis Miguel sacó su lado menos cariñoso poniéndose de lo más furioso en pleno escenario. El respetado artista se encontraba tirando flores a sus fans, en concreto rosas blancas, un precioso detalle que tiene con su público en cada actuación, cuando de repente arrojó una de ellas con cara de pocos amigos a su equipo técnido.

Parece que molesto por los fallos constantes en este aspecto, le hicieron enfadarse mucho más y recurrir a este gesto. “Tanto fue su coraje que le aventó una de las rosas blancas que traía en la mano. Rosas que él siempre da a su público”, escribió Nelssie Carrillo en Instagram junto a las imágenes que ya han dado la vuelta en internet y que ella misma ha divulgado en su perfil.

Los que conocen a Luis Miguel saben que en lo que se refiere a sus conciertos es un perfeccionista en toda regla. Le gustan las cosas bien hechas y ante los diferentes fallos ocurridos y la falta de solución dejó salir su fuerte carácter, sin importarle que los fans estuvieran delante.

Su gira por Estados Unidos y Latinoamérica está siendo todo un regalo para los que le admiran, que son muchos, igual que el número de conciertos que está dando con un lleno total allá donde va. Al final todo quedó en una anécdota y el cantante prosiguió entregando su voz y su corazón a sus fieles seguidores.

Fuente

Loading...