luisa-martin-bajo-sospecha-raccoonknows.com

Luisa Martín actriz que podemos ver actualmente en la serie de Telecinco B&B, se ha convertido ahora en el primer fichaje para la segunda temporada de Bajo Sospecha.

El fichaje supone la vuelta de Martín a Bambú productora con la que ya trabajó en Desparecida (TVE).

La serie de Antena 3 ya prepara sus nuevos episodios en los se tratará un caso distinto a la desaparición que se narró en la primera entrega aunque contará con los mismos policías protagonistas, Yon González (Víctor), Lluis Homar (comisario Casas) y Vicente Romero (Vidal) y la trama se ubicaría esta vez en un hospital.

La segunda temporada estará centrada en un hospital a las afueras de Madrid, el Hospital Policlínico Montalbán. Allí tendrá lugar una extraña desaparición y el asesinato de varias mujeres, entre las que se encuentra la jefa de enfermeras. Un puesto que con la trágica muerte queda vacante y que será ocupado por Lidia Abad, el personaje al que dará vida Luisa Martín.

Así será la segunda temporada de Bajo Sospecha:

Lidia será uno de los ejes argumentales de la temporada. Ella llevaba tiempo pensando que estaba más que preparada para el puesto que ahora, tras lo sucedido, va a ocupar por lo que de inmediato se convierte en una de las primeras sospechosas, aunque es una mujer fuerte y muy estricta con horarios y normas.

Pero Lidia no es de acero, su “punto flaco” es su hijo Rafael, al que ha criado sola por lo que ha tenido que pasar muchas dificultades para sacarle adelante. Nadie ha regalado nada a Lidia y de la misma manera no está dispuesta a que nadie le arrebate lo que tiene, aunque sea poco.

Con Lidia será con quien tenga que lidiar Víctor que de nuevo será un agente infiltrado en el entorno de los asesinatos, y volverá hacer de su indisciplina una de sus mejores armas de trabajo, pues esto le llevará a mantener una tensa relación con Lidia.

Víctor llegará al Policlínico Montalbán sin demasiadas pruebas para resolver los crímenes que allí están ocurriendo. Tan solo una grabación de una cámara de seguridad en la que queda registrado el secuestro de una de las mujeres. Lo que sí saben Víctor, Casas y Vidales que el culpable es uno de los trabajadores del hospital por lo que la mejor forma de dar con él es infiltrarse.

Una vez infiltrado, Víctor se encontrará con que una de las primeras desapariciones es la de una joven residente francesa. Este hecho provocará el envío de una comisaria y a un agente de la policía francesa que se infiltrará junto a Víctor en una complicada relación de colaboración entre ambos cuerpos policiales: los roces serán frecuentes por los diferentes procedimientos y forma de ver las cosas en la investigación.

FUENTE