Después de mantenerse en ayuno desde el pasado 30 de marzo, las madres dieron por terminada su huelga el sábado por la mañana, alegando intimidación

 

Agentes de Inmigración supuestamente encerraron a madres inmigrantes y a sus hijos en un cuarto oscuro, les quitaron el acceso a internet y las amenazaron con separarlas de sus hijos por haber iniciado una huelga de hambre y de trabajo en protesta porque algunas de ellas han estado bajo custodia durante casi un año en el centro de detención en Karnes, en Texas, según abogados y activistas.

Después de mantenerse en ayuno desde el pasado 30 de marzo, las madres dieron por terminada su huelga el sábado por la mañana, alegando intimidación.

Tres madres habrían sido puestas junto con sus hijos de entre 2 y 11 años de edad, en lo que ellas describieron como “el médico”, refiriéndose al cuarto de tratamiento médico, durante el primer día de huelga, indicó Mary Small, directora de Detention Watch Network, una organización nacional que aboga por los derechos de los detenidos.

Mohammad Abdollahi, director del Centro de Servicios Legales y Educación para Refugiado e Inmigrantes (RAICES), explicó que la enfermería actuó como celda de confinamiento en solitario para estas tres familias.

“Fueron colocados en un cuarto oscuro”, declaró Abdollahi, “Las luces solo se encendieron cuando les llevaban comida. Una mujer les dijo ‘puedes hacerme esto a mí, pero por qué le están haciendo esto a mi hijo?’“, señaló Addollahi.

Aunque ICE ha negado incluso que la huelga de hambre se llevó a cabo, de acuerdo con activistas y abogados que representan a algunas de las mujeres detenidas, informaron que “investigadores de la Oficina de derechos y Libertades Civiles del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) se entrevistaron este lunes con las madres para indagar sobre sus alegatos.

“En términos y condiciones dentro las instalaciones (de Karnes), uno de los problemas más grandes tiene que ver con las condiciones médicas y la falta de alimentación apropiada”, declaró Christina Fialho, cofundadora Iniciativas Comunitarias para Visitar a Inmigrantes en Confinamiento (CIVIC), una organización afiliada a programas de visitación en 39 de centros de detención a nivel nacional.

Debido a que el condado de Karnes está ubicado en una de las zonas de explotación pretrolera más activa, el agua en el centro de detención tiene que ser fuertemente clorinada, lo cual causa continuos problemas estomacales a los detenidos, sostienen los activistas.

Shawn Neudauer, portavoz de ICE, indicó a través de un correo electrónico que la agencia “está usando de manera apropiada la discreción procesal y asignando sus recursos de manera apropiada, en el mayor grado posible, para remover a los individuos que son considerados prioridad de deportación, incluyendo a quienes cruzaron recientemente la frontera”.

Según Neudauer, ICE determina quién se queda bajo custodia revisando caso por caso de los detenidos, considerando todos los méritos y factores de cada uno de ellos, al tiempo que se apega a las prioridades, lineamientos y mandatos legales de la agencia.

En una sección dedicada a las huelga de hambre en el manual de ICE de 2011 se establece que “cualquier detenido que no coma por 72 horas deberá ser referido al departamento médico para su evaluación y posible tratamiento por parte del personal médico y de salud mental. Antes de las 72 horas, el persona podría referir al detenido a evaluación médica, y cuando sea clínicamente necesario, el personal médico podría referir al detenido a un hospital. El manual también especifica que el detenido en huelga de hambre podría ser aislado.

La agencia sostiene que todos los residentes en la instalación de Karnes están actualmente comiendo ya sea en el comedor, en la sala de estar común, o través de la comisaría y que accedió a la petición de una familia de ser transferida a otra instalación debido a la intimidación de quienes estaban promoviendo la huelga.

ICE también ha indicado que los empleados de Karnes “respeten la dignidad y la humanidad de las familias a la espera del resultado de las audiencias de inmigración o la espera del retorno a sus países de origen”, señalando que los detenidos individuos pueden moverse libremente por toda la instalación, desde sus viviendas a las salas de juegos, zonas comunes con aperitivos y bebidas, una biblioteca, áreas de recreación, salas de visitas, y las áreas al aire libre.

FUENTE