image

 

Una manzana mediana aporta 72 kilocalorías. Es una fruta muy ligera y digestiva y destaca especialmente por su gran poder diurético, ya que favorece la eliminación de líquidos y toxinas del organismo. Esta fruta tiene también propiedades antiinflamatorias por la pectina que contiene, una sustancia que actúa como fibra soluble y que ayuda al control del colesterol «malo» o LDL, reduciendo así el riesgo de enfermedad cardiovascular. Además, consumir una manzana al día ayuda a combatir la anemia y potencia la producción de anticuerpos, mejorando así el estado del sistema inmunitario.

Esta fruta es rica también en glicina, un antiácido natural que la convierte en uno de los alimentos más recomendados en caso de acidez estomacal, además de ser un buen regulador del intestino y de ayudar en caso de diarrea.

Composición nutricional por unidad:
kcal: 72
Proteína: 0,36g.
Hidratos de carbono: 19, 06g.
Azúcar: 14,34g.
Grasas: 0,23g.
Fibra: 3,3g.
Sodio: 1mg.
Potasio: 148mg.

Fuente