María Elena Salinas -Donald-Trump-Raccoon-Knows

La periodista María Elena Salinas ha sido una de las últimas caras conocidas en expresar su indignación sobre los polémicos comentarios de Donald Trump contra los inmigrantes mexicanos.

La presentadora del noticiero de Univisión escribió una carta abierta en la cual agradece al magnate sus insultos, ya que, según ella, “el efecto Trump en lugar de crear división, lo que ha logrado es unir más a todos los latinos en EEUU”.Aunque quizás lo más impactante de la carta, es que Salinas arremete contra Trump y asegura que nunca llegará a la presidencia sin el voto de los hispanos.

A continuación la carta completa de María Elena Salinas:Desde que el empresario tachara este junio a los mexicanos que cruzan la frontera de “narcotraficantes, violadores y criminales”, un sin número de famosos, medios de comunicación y empresas con las que tiene negocios le han dado la espalda.Indignada, la presentadora del noticiero de Univisión en EEUU publicó su reflexión, en la que le agradece a Trump porque sus insultos lograron el efecto contrario al que él esperaba.Los hispanos tenemos mucho que agradecer a Donald Trump.

Por muy hirientes que fueron sus palabras tildando a los mexicanos que cruzan la frontera de narcotraficantes, criminales y violadores, éstas han tenido un efecto inaudito.Lo que menos imaginó cuando lanzó su pre-candidatura a la presidencia de Estados Unidos, es que lograría resaltar el poder de los hispanos en este país. Insultó a los mexicanos pero todos los latinos se sintieron aludidos. Las reacciones han ido desde burlas e insultos hacia Trump, hasta expresiones de rabia e indignación.

Aunque quizás lo más impresionante ha sido cómo medios de comunicación, empresas e importantes figuras del entretenimiento se han distanciado de él o han roto cualquier vínculo con sus empresas y eventos. La indignación ha repercutido más allá de la frontera con México, donde los comentarios despectivos de Trump también podrían afectar sus intereses económicos.

Y eso se logró porque los hispanos no nos quedamos callados. Líderes de las organizaciones hispanas más influyentes del país se pronunciaron en contra de los insultos de Trump y ciudadanos comunes, hartos de la retórica negativa hacia los hispanos, tomaron acción. Ciudadanos como Guillermo Castañeda Jr, quien inició una petición en www.change.org que logró recopilar cientos de miles de firmas pidiéndole a la cadena NBC que siguiera el paso de Univisión y dejara de transmitir Miss USA, Miss Universo y otros programas vinculados con Trump. Gente como Adriana Almanza, quien le escribió una carta al señor Trump diciéndole, con gran elocuencia, lo orgullosa que está de su padre que llegó a este país hace 30 años como inmigrante indocumentado y trabajó arduamente hasta convertirse en un integrante productivo de esta sociedad.

Como México-Americana, hija de un padre que vivió por años como indocumentado, me identifico con Adriana y le agradezco que haya alzado su voz a nombre de millones que sentimos ese mismo orgullo de nuestra herencia cultural.Los hispanos nos hemos convertido en una fuerza que ni empresas, ni políticos pueden ignorar. Más de 24 millones de latinos forman parte de la fuerza laboral. Mantenemos a industrias que no podrían sobrevivir sin la mano de obra latina, como las de agricultura, servicios y construcción. Como consumidores, el poder adquisitivo de los latinos asciende ya a $1.5 trillones de dólares, y de acuerdo con la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos (USHCC, por sus siglas en inglés), hay unos 3.2 millones de empresas de hispanos en todo el país que contribuyen más de $486 mil millones de dólares a la economía de este país.El poder político de los hispanos es indiscutible. Hay casi 24 millones de hispanos habilitados para votar y 4 millones de inmigrantes latinos que podrían solicitar la ciudadanía.

Los políticos que se oponen a una reforma migratoria o tratan de invalidar las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama tienen que entender que los inmigrantes indocumentados no están solos. Hay toda una comunidad dispuesta a usar su poder del voto para defenderlos. De hecho, no se dan cuenta que van en contra de la corriente. Un estudio del Centro de Investigaciones Pew muestra que un 72 por ciento de los estadounidenses favorece un camino a la ciudadanía para indocumentados que cumplan ciertos requisitos, incluyendo 56 por ciento de republicanos.Aun así, es preocupante ver la cantidad de gente que sí está de acuerdo con Trump y lo sigue apoyando a pesar de sus declaraciones divisivas colocándolo en segundo, y en algunos casos primero en las encuestas entre votantes republicanos.

Eso nos muestra que hay un sector de la población que guarda un fuerte resentimiento hacia los inmigrantes hispanos y lo único que logran comentarios como los de Trump es alimentar la xenofobia.Donald Trump nunca será presidente de los Estados Unidos, digan lo que digan las encuestas. Aunque algunos en su partido estuvieran tomando en serio su candidatura, no puede ganar sin el voto hispano y ese lo perdió en el mismo instante que lanzó su candidatura.Lo que protagonizó Trump fue uno de esos eventos de transformación que marcan un antes y un después. El efecto Trump ha fortalecido a los hispanos en Estados Unidos a tal punto que, cualquier político tendrá que pensarlo dos veces antes de insultarnos o ignorarnos.

FUENTE