Marjorie de sousa-Telemundo-Raccoonknows.jpg

 

La actriz recurre a esta disciplina para olvidarse de sus problemas legales con Julián Gil.

Marjorie de Sousa se refugia en la práctica del yoga y en cursos de superación personal, todo ello para olvidarse un poco de sus problemas con Julián Gil.

La actriz venezolana ha publicado en su cuenta de Instagram, fotos donde está realizando ejercicios de yoga, así como al pie de las fotos comparte frases de filósofos y existencialistas, con el fin de transmitir un mensaje positivo, tras la lluvia mediática de malas noticias acerca de su problema legal con Julián Gil.

Tras la decisión del juez de aceptar la solicitud de Gil para que se realice una prueba de ADN, Marjorie declaró: “Es triste que el padre quiera retirar su apellido…ya estoy muy cansada, es muy aburrido todo esto”.