violencia-burindi-RACCOON KNOWS

Al menos 87 personas murieron en enfrentamientos con el ejército de Burundi registrados en los últimos días en Bujumbura, la capital, dijo un representante militar.

Cuatro policías y otros cuatro soldados estaban entre los muertos. Gaspard Baratuza, un vocero de las autoridades, dijo que también nueve militares y 11 policías habían resultado heridos.

Decenas de personas fueron detenidas tras los enfrentamientos con las fuerzas del orden.

“Estados Unidos está profundamente alarmado por los ataques que se produjeron durante la noche y continúan en Bujumbura. Condenamos esta violencia en los términos más enérgicos posibles, y hacemos un llamamiento a todas las partes a que se abstengan inmediatamente del uso de la violencia”, dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos en un comunicado.

Francia también condenó los ataques y pidió a todas las partes elegir el diálogo y no la violencia para encontrar una salida a la crisis, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia.

Burundi ha vivido meses de caos después que la violencia estalló cuando el presidente Pierre Nkurunziza anunció una polémica postulación a un tercer mandato.

Los disturbios posteriores han dejado decenas de muertos y han causado que más de 170.000 personas huyan del país del este de África.

En mayo, Nkurunziza se aferró a la presidencia después de un fallido golpe de Estado encabezado por un general del ejército, mientras que el gobernante estaba en Tanzania.

Las tensiones en la pequeña nación africana se han elevado en los últimos meses. La comunidad internacional, las Naciones Unidas y varias organizaciones no gubernamentales han expresado su temor de que la situación en Burundi degenere en un conflicto étnico entre hutus y tutsis.

Durante la guerra civil de 12 años en ese país, que terminó en 2005, la mayoría hutu luchó contra el ejército tutsi. Alrededor de 300.000 personas fueron asesinadas en ese periodo.

FUENTE