Inundaciones-missouri-flooding-1230-restricted-RACCOON KNOWS

Las mayores inundaciones a través del centro de Estados Unidos seguirán durante las próximas semanas a medida que el río Mississippi aumenta en el sur.

El mortal avance de las aguas crecientes y tormentas ha matado a más de dos docenas de personas en Misuri e Illinois.

Al este de Arkansas, la oficina del alguacil del condado de St. Francis está buscando a un hombre que fue arrastrado por las aguas del río St. Francis. Él conducía una cuatrimoto cuando desapareció.

A menos de 80 kilómetros de distancia en Memphis, Tennessee, no se esperaba que el río Missisipi alcanzara su punto álgido sino hasta el viernes, pero muy por debajo de los niveles récord.

Aun así, eso no sirvió de mucho consuelo para la gente de las comunidades de Harbor Town y Mud Island, a lo largo de la orilla del río.

“Nerviosos, muy nerviosos. Ahora está a menos de medio metro de mi casa”, le dijo el domingo Lori Wyckoff a WMC, afiliada de CNN. “Casi parece como si fuera una casa sobre pilotes en el agua. Está así de alto”.

Los residentes de la zona dicen que han visto patos y peces que nadan en sus patios traseros.

Mud Island es una península que se adentra en el río Missisipi y que está salpicada de casas de lujo, apartamentos y un parque popular.

La Oficina de Preparación del condado de Shelby, Tennessee, dijo que los bomberos han ido de puerta en puerta, advirtiendo a los residentes sobre la situación.

Esto ha ocurrido antes

El director de Operaciones de Memphis, Doug McGowen, dijo que el gobierno de la ciudad ha estado planificando cómo hacerle frente a la inundación durante más o menos una semana, informó la afiliada WATN.

“Todas las bombas que se encargarían de las aguas de la inundación están listas y tenemos listas las barreras. Aprendimos mucho de la inundación del 2011”, dijo.

En esa inundación, el río alcanzó su punto más álgido a unos 15 metros e inundó partes de la famosa calle Beale de la ciudad y otros barrios, causando daños por 2.000 millones de dólares solo en el condado de Shelby, Tennessee, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

Se prevé que la amenaza de inundaciones significativas persistan a lo largo de la semana en partes de Missouri, Illinois, Kentucky, Tennessee, Arkansas, Misisipi y Luisiana, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Se prevé que el río Missisipi alcanzará su punto más álgido en Memphis el viernes; en Greenville, Misisipi, el 12 de enero; en Vicksburg, Misisipi, el 15 de enero; en Natchez, Missisipi, el 17 de enero; y, en Baton Rouge, Luisiana, el 18 de enero, según las previsiones de la agencia.

Sur de Illinois

Las inundaciones a lo largo del río Missisipi, cerca de Cairo, Illinois, estaban en su pico previsto de 17 metros la madrugada del lunes, mientras que la amenaza de la vía fluvial que crece por la lluvia continuó su ruta hacia el sur.

El río Ohio, donde se une con el Missisipi, estaba a 5 metros por encima del nivel de inundación, pero muy por debajo del máximo histórico de 19 metros en el 2011, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Aun así, los peligros en los diques del condado Alexander, en el extremo sur de Illinois, hicieron que algunos residentes huyeran y dejó a otros rodeados de agua el sábado.

El río se abrió paso a través de un dique en Thebes, Illinois, el sábado por la madrugada, haciendo que el agua corriera hasta casi diez metros de distancia de los bancos habituales del Missisipi, informó KFVS, afiliada de CNN. Ciudades como Miller City y Fayville quedaron aisladas, informó la estación. Pero no se reportaron heridos.

“Todos los residentes de esos pueblos fueron contabilizados”, según la estación citó al jefe de bomberos del Horseshoe Lake, Michael Honey. “Las autoridades incluso se han contactado con las personas que optaron por quedarse en su casa y ahora están rodeados por el agua”.

El gobernador de Illinois, Bruce Rauner, hizo un recorrido por la inundación al sur de Illinois el sábado y dijo que la situación en el condado de Alexander era uno de los peores que ha visto.

“Algunas comunidades en realidad han sido afectadas aún más fuerte que con las inundaciones de 1993”, dijo Rauner el sábado, al referirse a la costosa inundación de 1993 que cubrió con agua a muchas de las comunidades a lo largo del Missisipi durante meses.

También se esperan inundaciones de los ríos de Arkansas y Ohio, así como de algunos afluentes.

En total, unas 7 millones de personas en 15 estados estaban bajo amenaza de inundaciones, de acuerdo con los meteorólogos de CNN.

Limpieza en el condado de St. Louis

En el área de St. Louis, donde el río alcanzó su punto más álgido el viernes, algunos residentes regresaron a casa y comenzó el laborioso proceso de analizar los daños, de limpieza y de rescatar lo que podían.

Varios miles de personas se vieron obligadas a evacuar o sufrieron daños en sus casas, cientos de empresas también sufrieron daños, y se llevaron a cabo cientos de rescates en el agua, dijo el gobernador de Misuri, Jay Nixon.

Las tormentas e inundaciones mataron a 15 personas en Misuri, dijeron los funcionarios. En Illinois, la cifra de muertos aumentó a nueve con el descubrimiento del cuerpo de un joven de 18 años de edad, dijo Amy Calvert Winans, médico forense del condado de Christian.

Caudalosos ríos están alcanzando su punto más álgido esta semana, en algunos puntos a niveles históricos, mientras que Missouri lidia con inundaciones generalizadas.

El sábado, el presidente Barack Obama accedió a una petición de Nixon para que se declarara emergencia federal a fin de acelerar la remoción de escombros y aliviar la tensión de los costos de recuperación en la región de St. Louis.

Jason Peck de Eureka fue uno de los que regresaron a casa después de que las inundaciones cedieran. Él encontró que entre 0,90 a 1,21 metros de agua turbia han destruido su sótano y sala de estar.

Eureka, un suburbio de St. Louis, está en el río Meramec, el cual desemboca en el río Misisipi. El Meramec aumentó un récord de 10 metros en los últimos tres días.

Al recordar el daño a la habitación de su hijo, Peck casi lloraba.

“Nunca imaginé que llegaría hasta esta magnitud”, le dijo a CNN.

Conducir a través del agua de la inundación es mortal… no lo hagas

Su familia se había preparado para las inundaciones, dijo. Ellos colocaron sacos de arena alrededor de la casa y tomaron otras precauciones. Sin embargo, después de la medianoche del martes, los preparativos parecían ser insuficientes.

“Escuchamos que se acercaba”, dijo sobre la inundación. “Luego escuchamos que corría un poco de agua y bajamos a la primera planta; a las tres fue cuando se puso muy mal, y el agua comenzó a salir disparada de los desagües”.

El hijo de Peck no ha visto lo que queda de su dormitorio. La familia esperaba a un ajustador de seguros. Peck dijo que no tiene seguro contra inundaciones, pero que espera que lo cubra la protección contra daños de alcantarillado.

“Los daños allí son bastante severos”, dijo.

Nixon visitó la ciudad y se asombró por la devastación.

“Yo soy de esta parte del estado y, francamente, es casi difícil de creer”, dijo el gobernador de Missouri. “Es casi como si estuvieras viviendo en otro planeta”.

FUENTE