matan-a-pedradas-a-mujer-en-Afganistán-raccoon-knows

Un grupo de hombres rodea a una mujer hasta ponerla en un hueco excavado en un campo pedregoso; sólo su cabeza sobre sale de la superficie. Entonces, toman piedras y comienzan a lanzarlas contra ella una y otra vez, cada vez desde una distancia más corta.

Sus gritos agónicos se hacen más fuertes mientras que la avalancha de piedras se intensifica.

La bárbara matanza ocurrió en un pueblo del centro de Afganistán controlado por el talibán la semana pasada, según la gobernadora provincial. Un video, aparentemente filmado con un celular, circuló en las redes sociales.

La mujer de 19 años de edad, identificada como Rokhshana, fue forzada a casarse en contra de su voluntad y recientemente huyó con otro hombre, dijo Seema Joyenda, gobernadora de la provincia de Ġawr, ubicada al oeste de Afganistán.

La pareja fue atrapada luego de dos días y el líder talibán del pueblo ordenó que Rokhshana fuera lapidada por adulterio, dijo Joyenda.

La muerte de la mujer pone en evidencia el extendido problema de violencia contra la mujer en Afganistán. Más temprano este año, el brutal asesinato de una mujer de 27 años por una turba en Kabul, la capital, causó indignación tanto en el país como en todo el mundo.

Un niño sobre sale entre un grupo de mujeres en Afganistán, que son obligadas a cubrir sus rostros con burkas.

El talibán al poder

Joyenda, una de las únicas dos mujeres gobernadoras en Afganistán, dijo que ella lloró al ver el video de la muerte de Rokhshana.

“Fue realmente inhumano”, le dijo a CNN.

Pero ella dice que las autoridades provinciales hasta el momento no han podido hacer nada sobre esta atrocidad en el pueblo de Aurdak, que el talibán tiene controlado desde hace cerca de tres años.

Joyenda le contó a CNN que ella le pidió al presidente Ashraf Ghani refuerzos para ayudar a retomar lugares como Aurdak, pero no sabe cuándo tendrá suficiente fuerza de seguridad y armas.

Los ataques contra las mujeres y el desconocimiento de sus derechos han sido ampliamente documentados por organizaciones internacionales en Afganistán.

“La prevalencia de la violencia en contra de la mujer y las prácticas perjudiciales en su contra continúan siendo una preocupación seria”, dice un reporte de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán, publicado en abril pasado.

En otro reporte del mismo mes de Amnistía Internacional se plantean preocupaciones sobre la persecución de mujeres activistas de derechos humanos en el país, no solo por el talibán y caudillos militares, sino también por parte de funcionarios del gobierno.

FUENTE