Clínica Santo Tomás en Barahona

Barahona.-Un oficial retirado de la Policía Nacional murió mientas recibía atenciones en la clínica Santo Tomás, adonde fue llevado tras ser herido de bala por desconocidos la madrugada de este domingo.

La víctima recibió el ataque en momentos que transitaba por una calle del sector Ríochill, en la parte baja de esta ciudad.

El informe preliminar del hecho identificado al hoy occiso como el segundo teniente retirado Julio Ernesto Garó Féliz, de 54 años. Era nativo del distrito municipal El Cachón de esta provincia.

Garó Féliz se desempeñaba como seguridad de una estación gasolinera local, y en sus momentos libres se dedicaba al motoconcho.

Sobre el hecho circulan dos versiones. Una señala que Garó Féliz fue ultimado de tres disparos realizados por desconocidos, mientras que otra indica que fue abatido por los integrantes de una patrulla policial que lo confundieron con un delincuente.

Hasta el momento ninguna de estas versiones ha sido negada ni confirmada por las autoridades policiales ni del Ministerio Público, pero sí se supo que el arma de fuego que portaba Garó Féliz en su condición de ex oficial de la Policía le fue sustraída por sus matadores.

Una fuente policial dijo que el caso está siendo investigado por el Ministerio Público y oficiales de los diferentes departamentos investigativos de la Dirección Regional Sur de la Policía con sede en esta ciudad.

El cadáver fue enviado al Instituto de Ciencias Forenses con sede en Azua, pero se desconoce si fue examinado por el médico legista doctor Miguel García Ortiz.

FUENTE