Matilda, un gato que padece de una condición llamada luxación del cristalino, es toda una sensación en las redes sociales.

Conocida como el gato “extraterrestre”, este minino de 2 años tenía unos ojos de tamaño normal pero lamentablemente perdió la vista a finales de 2013 debido a que los cristalinos de sus ojos se le desprendieron espontáneamente, según informó el Huffington Post.

A pesar de su look peculiar, Matilda es la engreída de su dueña, quien recientemente informó en las redes sociales que a pesar de su condición, el felino no sufre dolor.

Matilda goza de gran popularidad en las redes sociales donde cuenta con más de 57 mil seguidores en Instagram.

Fuente