image

 

Rob Kardashian según los informes, cree que su hermana Kim Kardashian West es “despiadada”, y piensa casarse con Kanye West no pasa de un “acuerdo de negocios de beneficio mutuo”.

Una fuente dijo a la revista Grazia: “Rob siente que los límites de ambición de Kim son despiadados y él ha discrepado con la forma en que se vende cada centímetro de su vida al mejor postor.

“También parece que su relación con Kanye es más un acuerdo de negocios de beneficio mutuo que un matrimonio”, agregó el informante.

Otra fuente indicó que Kim Kardashian se siente preocupada con la manera con que su hermano ha partido para el ataque, y ya su madre Kris Jenner está pensando la manera de “silenciarlo”.

Fuente