Matthew

SANTO DOMINGO. En trayectoria, el huracán Matthew se asemeja al huracán Hazel del 1954, que siguió una ruta casi idéntica, pero en la cantidad de precipitaciones que ha dejado a su paso por el Caribe, recuerda los torrenciales del ciclón David de 1979.

El ingeniero Antonio Cocco Quezada, dedicado a registrar los efectos del clima sobre el territorio, recuerda las lluvias caídas por el huracán, considerado el más intenso entre los que han afectado a la República Dominicana.

Cocco Quezada calcula precipitaciones de unos 500 milímetros de agua que, junto a los vientos, dejaron una secuela de muertos y destrozos en gran parte del territorio, sobre todo en el Este, por donde entró el 31 de agosto de 1979. David alcanzó la categoría 5 con vientos de 240 kilómetros por hora.

Otro huracán que dejó lluvias similares a Matthew fue San Zenón en 1930, con valores de alrededor de 500 y 600 milímetros.

En la historia más reciente se destaca Jeanne que causó grandes inundaciones en el país y Puerto Rico en septiembre del 2004, con lluvias superiores a los 400 milímetros.

Todavía Matthew no registra los daños como los casos anteriores. “La destructividad se debe al lugar por donde pasa y la virulencia. Ciclones como Zenón y David pasaron por el territorio, pero de Matthew sólo llegan las ráfagas”, explica Quezada.

FUENTE