danilo-medina

SANTO DOMINGO. El presidente Danilo Medina dijo ayer que hay ocasiones en que los países desarrollados caen en la hipocresía, “ tras más de medio siglo en que todo el mundo se protegía de todo aquello que otros países podían producir mejor, ahora los países desarrollado se niegan a reducir el proteccionismo al interior de sus fronteras”.

“Al tiempo que los tratados de libre comercio se lo exigen a su contraparte de los países en vía de desarrollo, se quiere que nosotros, los países en vía de desarrollo eliminemos la protección a los bienes industriales, pero ellos no eliminan los subsidios agrícolas”, dijo ante su discurso en la Asamblea General de Organización de las Naciones Unidas.

Puso como ejemplo que para los próximos cinco años, Estados Unidos empleará US$97, 800 millones “en promedio anual” para apoyar su sector agropecuario.

Señaló que la Unión Europea, en su política de subsidio anual, para el período 2014-2020, dedicará 408 mil millones de euros para subsidiar a su sector agropecuario.

“El proteccionismo agrícola de los países ricos, permite así inclinar los mercados a su favor y las barreras comerciales destruyen de forma rutinaria a nuestros países en vía de desarrollo”, aseveró.

Medina subrayó que otras barreras no arancelarias, tales como reglamentaciones fitosanitarias, “cuando no son transparentes, ofrecen también impedimentos adicionales a los agricultores en vía de desarrollo que procuran ingresar al mercado global”.

Las criticas

Criticó que en vez de permitir esas distorsiones del mercado, en vez de hacer declaraciones retóricas, los países desarrollados deben dar pasos concretos para llevar a la práctica el ideal de comercio libre y justo.

Se quejó de que recientemente los países con que la República Dominicana tienen tratados de libre comercio, “nos hemos visto obligado a revisar los términos de los términos de los acuerdos existentes a causa de esta práctica de proteccionismo que generan situaciones de convivencia desigual”.

“Para ayudar los países industrializados, deben aceptar una reducción significativa de su proteccionismo y sus subsidios durante las negociaciones comerciales actuales y a la vez asegurarse de que aumente la financiación en materia de desarrollo rural”, señaló. Manifestó que desde la misma forma que se debe buscar un comercio más justo, “también debemos buscar que los flujos financieros, sean aliados del desarrollo y la productividad”.

Indicó que desde hace tiempo, se vive en una economía donde el sector financiero gana importancia cada vez mayor, “esta es una realidad que trae tantas oportunidades como peligros ”todos pudimos comprobar, por ejemplo como una crisis puramente financiera como la que se desató en el 2008, a partir de la quiebra de Lehman Brothers, puso en peligro los esfuerzos de desarrollo, años o décadas de muchos de nuestros países.

FUENTE