Medina
SANTO DOMINGO. Al presidente Danilo Medina le han salido las cosas de acuerdo con las metas inmediatas que ha colocado en su “librito” de estilo de gobierno y de metas políticas inmediatas.

Pero al lograr su elección por un segundo mandato consecutivo le aguardan retos de redireccionar su gabinete, y se apuesta a que ahora lo integrará con más gente de su entorno y de lealtad política probabas.

A Medina le esperan cuatro años de una oposición permanente, ya que seis de los pasados candidatos presidenciales no han cesado en los ataques y sin dudas buscarán incrementar su cuota de liderazgo en base al debilitamiento del partido gobernante como marca que ya tendrá 16 años seguidos en el Palacio Nacional.

Pero un punto en el que debe poner especial énfasis es en el manejo interno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ya que luego de las elecciones una figura destacada del grupo que le adversa, que es el del expresidente Leonel Fernández, ha iniciando un desafío con tintes de rebeldía frente al sector gobernante.

La reunión del Comité Político del próximo lunes es fundamental para el curso que tomarán las cosas en el PLD.

Es cierto que Fernández, presidente de esa organización, se ha manejado con tacto político sin hacer declaraciones estridentes y a abogado por la unidad interna, pero hay que recordar que un líder se debe a sus seguidores y a su “anillo” de dirigentes y colaboradores cercanos, los que sin dudas quieren regresar al poder y sustituir al danilismo.

Otro tema político que será vital para este período es el de quién será el “ungido” por Medina para buscar sustituirle en la primera magistratura de la nación.

De su grupo comienzan a descollar figuras que buscarían la candidatura presidencial para los comicios del 2020, pero aún es temprano para decir entre quiénes estará la competencia, si el mandatario no traza una línea interna para que sus seguidores le elijan.

Caras nuevas
El politólogo Ricardo Pérez Fernández, manifestó que la composición actual del gabinete está basada en miembros del Comité Político, el principal órgano de dirección del PLD.

“No es que sean de Leonel o que sean de Danilo, es que esa simplemente es la dirección del PLD y cualquier peledeísta que gobierne en esos tiempos tendrá que gobernar con ellos”, argumentó.

Sostuvo que la gente espera que haya cambios y nuevas caras en el gobierno, pero al analizar el tema desde la perspectiva del presidente Danilo Medina estimó que el mandatario tendría que analizar el paso ya que la condición de miembros del Comité Político es una condicionante.

“Yo pienso que sería una decisión inteligente de parte del presidente el presentar algunas caras nuevas, hacer algunos cambios porque eso al menos ayuda a desviar un poco la atención pública de los problemas fundamentales”, dijo.

En lo referente a las aspiraciones de la hermana del mandatario, Yomaira Medina, a la presidencia de la Cámara de Diputados, Pérez Fernández considera que ahí se le plantea una dificultad, porque dos poderes del Estado estarían dirigidos por dos hermanos.

Opinó que, a pesar de esa situación, no se le puede quitar el derecho de aspirar a la posición, ya que ha acumulado méritos para ello.

“Como es el propio Comité Político que tomará esa decisión, ahí siempre se va a interpretar que si ella resulta electa se dirá que fue por petición o por el deseo del presidente Danilo Medina, y eso yo pienso que no se interpretaría muy bien”, enfatizó.

El factor PRD
En este segundo cuatrienio Danilo Medina gobernará con un bloque de aliados con el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) como principal fuerza. El politólogo Ricardo Pérez Fernández manifestó que en un segundo período el factor de los aliados pesará, porque cambió la composición del Bloque Progresista. “Se espera que en el tren gubernamental que empieza en el próximo cuatrienio algunos tengan algún participación”, indicó.

FUENTE