image

 

La productora no se guardó ningún comentario sobre la comediante.
Melissa Rivers no estuvo para nada contenta con manera en la cual Kathy Griffin abandonó Fashion Police, luego de haber sido cuidadosamente seleccionada para tomar el puesto de la irremplazable Joan Rivers, como líder del show de moda y comedia.

Griffin salió del controversial y divertido programa luego de lo sucedido con Giuliana Rancic y sus comentarios sobre el look que Zendaya usó durante los Oscar de este año.

Rivers visitó el Today Show y conversó con Hoda Kotb al respecto, confesando que definitivamente “no congeniaron en muchos niveles”.

“Mi mayor queja fue sentir que ella se ca*ó sobre el legado de mi madre en su comunicado sobre su salida”, dijo Melissa a Kotb. “Y sé que esa no fue una lectura intencional de ello, pero así lo sentí… Eso fue lo que me llevé, al ella llamar a su comedia y su estilo anticuados. Es decir, entiendo lo que estás haciendo, estás tratando de salvarte a ti misma, pero no jo**s a mi madre para hacerlo”.

Y añadió, “Eso fue muy personal. Pero como profesional, esa fue su decisión, eso fue lo que hizo. No hay daño, no hay falta, sigamos adelante”.

Para Melissa, los problemas con el show empezaron en el momento en que falleció Joan. Incluso considera que lo sucedido con Zendaya “nunca hubiera pasado” si Joan estuviera viva.

Y también se refirió a la partida de Kelly Osbourne diciendo que , “si algo así hubiese pasado y mi madre hubiese estado viva, su reacción inmediatamente hubiese sido, ‘Oh, por favor, ¿todo esto por una peluca?’ ¡Literalmente era una peluca! Tenemos que relajarnos”.

“[Joan] hubiese llamado a Giuliana y le hubiese gritado a Giuliana, ella hubiese llamado a Kelly y le hubiese gritado a Kelly, y hubiese dicho ‘Basta’. Ella hubiese tenido que escuchar a ambas llorar y quejarse la una de la otra. Y diría algo como, ‘Ok, ¿ya lo superaron todos? Vamos a trabajar y hacer un show gracioso”, aseguró.

Fuente