Una mujer vivió la peor pesadilla que se puede tener al momento de compartir fotos en redes sociales.

Todo empezó con la idea de estimular a su pareja pero el mensaje llegó a las peores manos: las de se jefe.

La mujer quería enviarle a su novio la foto de uno de sus senos por la red social Snapchat, la cual desaparece los mensajes en cuestión de segundos. La imagen estaba acompañada del mensaje “Mira lo que te pierdes este fin de semana”.

wrong_message

El jefe se sorprendió  sin enfado pero hizo una advertencia: “Hola, probablemente no querías enviar esto a mi, pero por favor ten más cuidado, soy tu jefe”. La última palabra aparece subrayada.

nota_jefe

No está claro como se filtraron las imágenes ni por qué el jefe y la empleada decidieron hacer capturas de pantalla para conservar los mensajes.

Snapchat es popular entre jóvenes menores de 25 años, pero es criticada porque su capacidad para borrar mensajes oculta evidencias de matoneos y los intercambios de contenido sexual.

FUENTE