Al menos 5 personas murieron y 15 más resultaron heridas por un tiroteo, registrado la madrugada de este lunes, en un club nocturno de Playa del Carmen, México, confirmó a CNN Español una fuente del estado de Quintana Roo.

El tiroteo ocurrió en el club Blue Parrot, en medio del festival de música electrónica BPM, que atrae a visitantes de todo el mundo.

De los 5 muertos, hay 4 hombres y una mujer. La mujer murió a causa de la estampida que se formó cuando la gente intentaba salir, confirmó en conferencia de prensa, el fiscal general de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech. Por el momento se desconoce si las otras 4 personas murieron por heridas de bala.

Entre los fallecidos hay dos canadienses, un italiano y un colombiano.

El fiscal agregó que de los 15 heridos ocho ya fueron dados de alta.

Entre los heridos se encuentra una estadounidense de 29 años, confirmó la subdirectora del hospital Costa Med, la doctora Rosa María Barrón Licona. La especialista dijo que la mujer ya fue dada de alta.Entre los

Las primeras investigaciones revelan que una persona entró con una arma de fuego al club y el enfrentamiento se dio cuando otras dos personas, elementos de seguridad del evento, intentaron detenerla. Las autoridades descartaron que el incidente se trate de un ataque terrorista.

Los organizadores del festival, que lamentaron los hechos en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook, dijeron que entre los muertos había tres miembros de su equipo de seguridad. En el comunicado, anterior a la conferencia de las autoridades de Quintana Roo, se hablaba de cuatro muertos.

 “Escuchamos una ráfaga… parecía una metralleta”

William Rogers dijo a CNN Español que se encontraba fuera del Blue Parrot, a punto de entrar, cuando escuchó una ráfaga a la entrada y la gente empezó a correr por las calles.

“Alcance a ocultarme en un antro llamado Mándala que estaba permitiendo el acceso para resguardar a la gente, ahí me quede al menos 45 minutos”, contó.

“No se alcanzaba a ver quien era el tirador pero escuchamos una ráfaga, no fueron disparos con un arma… parecía una metralleta”.

Era la primera vez que Rogers, mexicano-estadounidense, iba al festival.

“El festival es 80% de extranjeros, es más el lugar estaba lleno de extranjeros, es una de las zonas más seguras”, agregó.

FUENTE