Pemex reportó que ya controló el incendio tras la explosión en una de sus plataformas en el Golfo de México

Al menos cuatro personas han muerto en una explosión ocurrida el miércoles en un plataforma de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), ubicada en la Sonda de Campeche, en el Golfo de México. La propia firma confirmó la cifra de víctimas en su cuenta de Twitter:

La compañía indicó en un comunicado que el incendio se registró en el área de deshidratación y bombeo de la plataforma Abkatun Permanente en la Sonda de Campeche, localizada frente a las costas de los estados mexicanos de Tabasco y Campeche. La petrolera confirmó inicialmente la muerte de un trabajador de Cotemar, contratista de Pemex, pero después elevó la cifra a cuatro fallecidos. En un primer balance, Pemex dijo que 16 empleados resultaron lesionados, dos de ellos de gravedad, quienes son “atendidos en el Hospital General de Pemex en Ciudad de Carmen (Campeche) y en el Instituto Mexicano del Seguro Social”. Más tarde informó que 45 trabajadores requirieron atención médica:

La compañía estatal aseguró que tras ser detectado el incendio, “se procedió al desalojo de aproximadamente 300 trabajadores”, quienes fueron trasladados a otras plataformas de la zona, y destacó que 8 barcos trabajaron en el área para apagar el incendio.

En un comunicado posterior, el funcionario aseguró que el incendio no ocasionó un derrame en el mar ya que sólo se registró un escurrimiento de hidrocarburo, el cual, dijo, está siendo contenido por embarcaciones especializadas.

Además aclaró que la afectación a la producción tendrá un impacto mínimo debido a que al tratarse de una plataforma de proceso y no de producción, el hidrocarburo que recibía de los pozos aledaños será direccionado a otros centros de proceso. La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) indicó en un comunicado que personal de la Secretaría de Marina y de Pemex atienden “la emergencia conforme a los protocolos establecidos” y en plena coordinación con esa institución.

“La prioridad en la emergencia es salvaguardar la seguridad del personal, la contención del incendio y la atención a los heridos”, apuntó la ASEA.

La plataforma se encuentra a mayor distancia de la costa que la última que se incendió en la zona en 2007, la torre de perforación Kab 121. Aquel accidente fue provocado por el intenso oleaje que golpeó la torre y provocó que el ensamblado de válvulas explotase. El accidente provocó la muerte de 21 trabajadores y un derrame de crudo y escape de gas natural.

El peor derrame de una plataforma en México tuvo lugar en 1970 cuando una torre de perforación, la Ixtoc 1, explotó y derramó 140 millones de galones. Le tomó nueve meses a PEMEX y varias empresas de Estados Unidos controlar el desastre, que contaminó aguas mexicanas y estadounidenses.

Los problemas de seguridad de la empresa son serios. Tan sólo en los primeros nueve meses de 2014, el sistema de ductos en tierra se ha visto afectado por hasta 2.500 tomas clandestinas con el objetivo de robar combustible. El coste de lo robado en ese período asciende a 1,150 millones de dólares.

En febrero la situación se había complicado tanto que la compañía decidió dejar de transportar gasolina o diésel listo para usarse a través de los ductos.

Peña Nieto expresa condolencias a familias de las víctimas

Horas después del incidente, hacia la noche del miércoles, el presidente Enrique Peña Nieto expresó sus condolencias a las familias de los trabajadores que perdieron la vida y giró instrucciones para atender a los heridos.

Previo a su mensaje con motivo de la entrega de cartas de naturalización, informó que giró instrucciones al director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, para que se atienda esta situación y se realicen las investigaciones correspondientes.

El mandatario refirió que las instrucciones consisten en brindar toda la atención a los familiares de quienes lamentablemente perdieron la vida, así como también a las personas que resultaron lesionadas y para evitar que situaciones como ésta se repitan en el futuro.

FUENTE