Vacuna-niños-afectados-mexico-muertos-raccoon-knows

México – “Lloraban y se agarraban la cabecita”, cuentan los padres que tras la muerte de sus hijos piden justicia, resarcimiento de daños, apoyos del gobierno y mejores condiciones de los servicios de salud.

Seis horas después de que 31 bebés de la comunidad La Pimienta, Chiapas, fueron vacunados contra la Hepatititis B, el pasado 8 de mayo, comenzaron a inquietarse y dos horas después dos de ellos murieron y 29 fueron hospitalizados sin razón aparente hasta que hace unas horas la Secretaría de Salud reveló la causa.

Fue una bacteria.O al menos eso dijo José Antonio González, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, la institución que aplicó las vacunas en la Clínica Rural IMSS- Prospera en el municipio de Simojovel, ubicado a ocho kilómetros de La Pimienta.González habló después de un análisis que realizaron las autoridades competentes de la Secretaría de Salud con los que concluyeron que la causa fue externa.“Localizamos la misma bacteria que tenían los niños en la sangre por fuera de una de las vacunas que no fue abierta”, puntualizó el funcionario para frenar una posible psicosis relacionada al caso y llamó a los padres para que sigan vacunando a sus hijos.”

24 niños siguen internados

Los afectados en Chiapas se han manifestado oficialmente a través de la página de Facebook Pueblo Creyente de Simojovel que encabeza el cura Marcelo Pérez, párroco de La Pimienta.

“Lo que paso aquí es un reflejo de las pésimas condiciones en las que se encuentra el sistema de salud: El primer obstáculo es el camino para llegar, está en pésimas condiciones”, reclamó el sacerdote.“Lo segundo es que no hay herramientas, no hay instrumentos para que atiendan a los enfermos y no queremos más muertes, más niños que tienen el derecho de vivir, de ver la luz del día. Derecho a la salud, a una atención digna, derecho a la vida”.Para resarcir el daño, exigen puntualmente apoyo institucional a los familiares víctimas y aquéllos cuyos bebés aún se encuentran internados a fin de que puedan dar seguimiento sin que ello afecte su ingreso familiar.

De acuerdo con los reportes oficiales, hasta el momento se encuentran internados todavía 24 niños, 18 de ellos ya estables y seis graves.Además, piden determinar la cadena de omisiones y a sancionar a las personas responsables, asesoría jurídica a los afectados e información directa de las autoridades.La Red por los Derechos de la Infancia en México, Melel Xojobal, advirtió de la gravedad de que la muerte de los recién nacidos y la internación de los otros ocurra en uno de los estados con mayores carencias del país, donde el porcentaje de niñas y niños sin seguro social es de un 18% y la tasa de mortalidad de menores de 1 año en se encuentra en 13.5 muertes en 2012 por encima del promedio nacional (13.2) de acuerdo con datos oficiales.En fechas recientes, la región llamó la atención por una marcha en Tuxtla Gutiérrez, capital del Estado, en contra de las cantinas.

Condiciones precarias

La Pimienta es una pequeña localidad con una sola calle amplia que caminan a diario 3,000 habitantes de la etnia tzolzil ubicada a ocho kilómetros del ayuntamiento de Simojovel.

El municipio se volvió boyante de la noche a la mañana cuando una empresa china se interesó en el ámbar de la región.Los pobladores se volvieron parte de la bonanza de la región hasta que llegaron bares, cantinas, drogas y prostitutas para hacer su parte del botín de los viciosos.

FUENTE