Michael Flynn, exconsejero de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se declaró este viernes culpable de haberle mentido al FBI en enero de este año.

Flynn fue obligado a renunciar en febrero luego de haberle dado “información incompleta” a la Casa Blanca sobre sus contactos con el gobierno ruso antes de que Trump asumiera el poder.

Los cargos fueron presentados por el fiscal especial Robert Mueller, que investiga la supuesta intervención rusa en las elecciones estadounidenses de noviembre de 2016.

Flynn admitió en la corte haber hecho deliberadamente “declaraciones falsas, ficticias y fraudulentas”.

egún un reporte de AFP, el juez Rudolph Contreras le preguntó a Flynn si deseaba declararse culpable, a lo que respondió “Sí, señor”.

El juez continuó: “Acepto su declaración de culpabilidad. No habrá juicio y probablemente no habrá apelación tampoco”.

Momentos después, el exmilitar estadounidense publicó un comunicado que decía: “Reconozco que las acciones que admití hoy en la corte estuvieron mal y, a través de mi fe en Dios, estoy trabajando para enmendar las cosas”.

En el mismo mensaje afirmó que colaborará con la investigación de Mueller.

Mientras se desarrollaban los hechos en la corte, la Casa Blanca publicó un comunicado en el que advirtió que “nada de la declaración de culpabilidad o la acusación implica a nadie más que al señor Flynn”.

Contacto con el Kremlin

El fiscal acusó a Flynn de haber mentido en relación a conversaciones que tuvo con miembros del gobierno ruso de forma intencional y con conocimiento de causa”.

Según el pliego de acusación, el exfuncionario faltó a la verdad al afirmar que no le había pedido al embajador ruso en EE.UU., Sergei Kislyak, que Rusia “se abstuviera de escalar la situación en respuesta a sanciones impuestas por EE.UU.”.

Flynn tampoco recordó que el embajador Kislyak le había dicho luego que a petición suya, Rusia iba a moderar su respuesta a las sanciones.

También negó además haberle pedido al embajador ruso retrasar una votación en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Flynn es el funcionario de más alto nivel de la administración Trump que ha sido acusado formalmente por el fiscal Mueller.

En octubre, el exjefe de campaña presidencial de Trump, Paul Manafort, y su socio de negocios, Rick Gates, fueron acusados de conspirar contra Estados Unidos.

Otro ex asesor de Trump, George Papadopoulos, se declaró culpable de dar testimonios falsos al FBI.

Fuente