Michelle Obama ya no es la Primera Dama pero sigue acaparando los reflectores. Este fin de semana la esposa del ex presidente Barack Obama fue captada bailando muy animosa en un concierto de Beyoncé.

Ataviada con unos shorts blancos y una blusa del mismo color, Michelle de 54 años lució sus largas y torneadas piernas.

La Sra. Obama bailó al ritmo de la música acompañada de Tina Knowles, la madre de Beyoncé.

 

El gran estado de forma de la ex Primera Dama no es casualidad. En sus ocho años en la Casa Blanca impulsó una cultura de bienestar físico a través del ejercicio, especialmente entre la juventud.

Fuente