Migración
SANTO DOMINGO. Varias personalidades e instituciones, entre estos la Dirección General de Migración rechazaron que se deporte a Haití a dominicanos y agregan que el informe que suministró Amnistía Internacional (AI) lo que hace es que reconoce que han “habido mejoras sustanciales” en el proceso de repatriaciones que aplica la Dirección General de Migración (DGM), entregando a “las autoridades de migración haitianas una lista con nombres y datos generales de las personas repatriadas, cumpliendo con el respeto al debido proceso”.

Así consta en un resumen ejecutivo de la organización internacional, en el cual se explica que “la capacidad de las autoridades haitianas para recibir y ayudar a las personas que son repatriadas o que regresan espontáneamente de la República Dominicana parece haber sido sumamente limitadas e insuficientes”.

En respuesta a informaciones divulgadas en varios medios de información en base al informe de AI, la DGM asegura que no ha repatriado “a un solo ciudadano dominicano de origen haitiano, cumpliendo así el compromiso asumido por las autoridades dominicanas con la comunidad internacional de respetar los derechos humanos de las personas”.

“Todas las personas repatriadas o que han regresados voluntariamente a sus países, particularmente los del vecino Haití, han sido sometidas a un registro biométricos de sus datos para poder identificarlos e individualizar cada caso, resguardando las garantías del debido proceso y en coordinación con la embajada haitiana en el país.”, explica la DGM en su respuesta.

Señala, que a los estudiantes de nacionalidad haitianas “la DGM le confiere ventajas especiales” por estar cursando estudios superiores y técnicos en la República Dominicana, a los que se les redujo considerablemente el costo de la regularización y la renovación de su estatus migratorio hasta tanto concluyan sus estudios en territorio dominicano”.

En su Resumen Ejecutivo, copia del cual posee Diario Libre, Amnistía Internacional segura, además, que entre los supuestos repatriados de nacionalidad dominicana “ninguno tenía certificado de nacimiento” para inscribirse en el Plan de Regularización, pero tampoco las autoridades haitianas han tomado medidas “para facilitar el acceso a documentos de identidad a las personas haitianas que deseen asentarse en Haití”.

“En todo caso, la DGM informa que el protocolo utilizado para la interdicción migratoria ha sido supervisado por organizaciones internacionales de protección de derechos humanos, como la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”.

Asimismo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la UNICEF y la Organización de Estados Americanos (OEA) y delegaciones de embajadas de Estados Unidos, Canadá y Haití han supervisado las condiciones de los Centro de Acogida de la DGM.

La DGM aclaró que desde agosto del 2015 hasta la fecha, solo han sido repatriados 31,164 extranjeros de 23 países que vivían en el país en situación migratoria irregular, repatriaciones que se hicieron “siguiendo el protocolo y un estricto procedimiento de protección de los derechos humanos de los afectados”, dijo el director, mayor general Rubén Paulino Sem.

Asimismo, dijo que durante el mismo periodo 113,320 extranjeros han cruzado voluntariamente la frontera dominico-haitiana, entre los cuales hubo 59,969 hombres, 30,065 mujeres y 23,286 niñas, niños y adolescentes acompañados por sus padres. Además, una familia de peruanos y 14 cubanos.

Deportaciones
José Ricardo Taveras, extitular de la Dirección General de Migración, expresó que el informe de Amnistía Internacional “es una manipulación grosera y vulgar, como la que suele usar cada año cuando se refiere al tema del drama haitiano expresado a través de migraciones hacia la República Dominicana”.

En ese sentido, precisó que lo que ha sucedido es que personas no han encontrado la forma de regularizar su estatus migratorio en el país. “¿Y también se nos quiere acusar por el hecho de que ellos hayan decidido un retorno voluntario?”, se cuestionó.

El ex funcionario del gobierno calificó de “abusiva e inaceptable” la posición de la organización, e instó a las autoridades dominicanas a continuar el proceso de deportación.

“Contrario a lo que plantea Amnistía Internacional, la autoridad dominicana lo que tiene que hacer es respetar y hacer respetar las leyes de migración, y no solamente facilitar los retornos voluntarios, sino también dar continuidad a la aplicación de la ley, tratando de impulsar una política de deportaciones conforme a los procedimientos legales, sean éstas de manera voluntaria o forzosa”, declaró.

Taveras recomendó al organismo que ayude al Estado haitiano a fortalecer su institucionalidad.

Informe es “grave”
El director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) en el país, Iván Ogando, consideró “grave” el planteamiento de Amnistía Internacional, por lo que entiende merece una respuesta inmediata y contundente del gobierno dominicano.

“A mí me parece que es una cifra exagerada (100,000 expulsiones ilegales). Habría que analizar cada uno de los casos, y entiendo que las autoridades del gobierno deben prestar mucha atención, porque podría esto distorsionar lo que el gobierno está haciendo por explicar a la comunidad internacional los esfuerzos para regularizar personas nacidas en República Dominicana, descendientes de haitianos”, puntualizó.

Movimientos
La Red de Encuentro Domínico Haitiana Jacques Viau y el Movimiento Socio-Cultural para los Trabajadores Haitianos (MOSCTHA), coincidieron en que autoridades dominicanas infundieron miedo a nacionales haitianos y descendientes de éstos para que se marcharan hacia Haití.

“Se creó un ambiente, hasta cierto punto, de terror, y esto trajo como consecuencia que muchas personas, huyéndole a lo que iba a pasar, decidieran irse con sus familias”, comentó a Diario Libre el coordinador de la Red, Antonio Pol Emil.

FUENTE