image

 

Miley Cyrus aseguró, durante una entrevista con la revista Marie Claire, que interpretar al personaje de Disney, Hannah Montana, le trajo problemas de autoestima.

La cantante, quien ocupa la portada de la próxima edición de la revista de moda, habló de las repercusiones de la fama a una edad tan joven cuando encarnaba a una estrella del pop en la ficción.

“Para cuando tenía 11 años, era como: ‘¡Eres una estrella del pop! Eso significa que debes ser rubia, tienes que tener el pelo largo y tienes que enfundarte en esta cosa ajustada de brillantina'”, contó Cyrus. “Mientras, yo soy esta frágil niña pequeña que juega a tener 16 años con una peluca y una tonelada de maquillaje. Era como el show Toddlers & Tiaras”.

Cyrus, quien está supuesta a presentar la próxima gala de los premios MTV Video Music Awards, compartió de qué manera le afectó esta situación. “Me hicieron verme como alguien que yo no era, lo cual probablemente me causó algo de dismorfia corporal, porque me hicieron estar guapa cada día por tanto tiempo, era como: ‘¿Quién c… soy yo?'”, dijo a la revista.

La estrella del pop, quien también habló del sexismo en la industria de la música durante la entrevista, contó cómo acabó sufriendo ataques de ansiedad. “Sentía como que me iba a desmayar o vomitar”, recordó para la publicación. “Me pasaba mucho antes de los shows, y tenía que cancelar”.

Aunque ha pasado mucho tiempo desde su época Disney, Cyrus afirmó que los estándares de belleza todavía le siguen afectando.

“Cuando miras una foto retocada, fotos perfectas, te sientes fatal”, expresó. “Aclaran las fotos de chicas de raza negra. Suavizan las arrugas… Es una locura lo que la gente ha decidido que debemos parecer”, añadió la cantante.

Fuente