José del Castillo Saviñon

SANTO DOMINGO. El ministro de Industria y Comercio aseguró que las alzas de precios de los combustibles que se han registrados en las últimas semanas se deben al incremento experimentado por el barril del petróleo en los mercados internacionales.

José del Castillo Saviñon recordó que en meses pasados el barril del crudo se cotizaba a algo más de US$20 y que en este momento supera los US$50.

Rechazó que los aumentos se hayan hecho solamente luego de que concluyera el recién pasado torneo electoral y recordó que faltando dos o tres semanas para las votaciones se dispusieron alzas de los combustibles acorde con el incremento del petróleo en el mercado mundial.

Del Castillo Saviñón explicó que “la población dominicana es bastante informada y puede darse cuenta de las alzas que se han producido en el precio del carburante”.

Sostuvo que las decisiones institucionales y sobre todo lo que tiene que ver con la aplicación de la ley “no tiene nada que ver con su condición de dirigente del partido de gobierno”, y precisó que el presidente Danilo Medina ha sido muy respetuoso en no involucrar la gestión de la administración pública con los aspectos del activismo político.

Desde los pasados comicios del 15 de mayo, los precios de venta de los combustibles en el país han aumentado en más de RD$50 los precios de los combustibles.

A partir del 21 de mayo la gasolina premium ha aumentado RD$11.60 por galón, mientras la regular ha recibido un alza de RD$11.70, provocando que a partir del pasado sábado la premium se venda a RD$203.60 y la regular a RD$184.40.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´Agenda, que cada domingo se difunde por Telesistema canal 11, el funcionario dijo que la cartera que dirige lo que ha hecho es aplicar una proporción de los aumentos del precio del petróleo para evitar que el público consumidor sea impactado por la especulación que se produce en el momento en que el mercado está en alza.

“La población dominicana es bastante informada y puede darse cuenta de las alzas que se han producido en el precio del carburante”.

Aclaró que hoy en día tanto el gasoil como la gasolina están siendo subsidiados en un porcentaje considerable para mitigar el fuerte impacto negativo que tendría para la población transferirle la totalidad de esos aumentos.

“Hemos transferido el 20 o el 30 por ciento de las alzas, y la otra parte la hemos asumido en cumplimiento del reglamento 3007-01, que como he dicho lo que buscamos es proteger al consumidor de estos picos especulativos”, ratificó el ministro de Industria y Comercio, según una nota de prensa.

El ministro dijo que lo que quieren las autoridades es que el petróleo vuelva a bajar de precio, pero es algo que no depende del país, ya que la República Dominicana es un importadora neta de los derivados de ese carburante.

“Evidentemente que lo que queremos es que el petróleo vuelva a esos escenarios de bajas, ojalá que vuelva a los niveles de los 20 dólares el barril para que podamos volver a reducir los precios de los hidrocarburos, como hicimos cuando el crudo inició un descenso entre junio del 2014 hasta marzo o abril de este año cuando comenzó a subir”, argumentó.

Recordó que como consecuencia de esas disminuciones en el país se aplicaron rebajas a los precios de las gasolinas y los distintos tipos de gasoil que superaron los cien pesos, “con lo que se demostró que con respeto al precio de paridad se aplicó fielmente las reducciones que se produjeron en el mercado internacional”.

Asegura que el Gobierno mantendrá tope del déficit fiscal

El ministro de Industria y Comercio garantizó que el Gobierno cumplirá con lo que se presupuestó para el presente año en cuanto al tope del déficit fiscal se refiere.

“Yo estoy seguro que nosotros vamos a cumplir con la meta de déficit fiscal que nos hemos planteado para este año de 2.3 por ciento del Producto Interno Bruto, así como cumplimos el del 2013 con 2.4, y lo mismo se hizo en el 2014 y el 2015 que también se mantuvo ese porcentaje”, detalló el funcionario del área económica del gobierno.

FUENTE