Modesto Guzman
Los jueces del tribunal disciplinario del Partido Reformista Social Cristiano se reservaron los fallos contra Alexandra Izquierdo y Guzmán
El presidente del Partido Reformista Federico (Quique) Antún Batlle.
SANTO DOMINGO. El dirigente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) Modesto Guzmán, acusado de traicionar a esa organización, aseguró que Federico (Quique) Antún Batlle es “presidente de una tendencia” y que no responde a los intereses comunes de la agrupación política.

Guzmán, quien junto a Alexandra Izquierdo y Rafaela Alburquerque fue sometido al consejo disciplinario del Partido Reformista por “alta traición”, por haber ponderado la candidatura a la reelección presidencial de Danilo Medina, expresó que el sometimiento a ambos es un atentado “contra la permanencia” de esa organización política.

Durante un receso del juicio disciplinario, en el que los jueces se reservaron los fallos contra los dos dirigentes, Guzmán afirmó que asistió a la sede del PRSC movido “por un asunto de disciplina partidaria”.

“Cuando tú no diriges en conjunto, cuando tú te sitúas a un lado, tú creas la división, cuando tú no eres el presidente de todos y eres el presidente de una tendencia, entonces tú divides la organización”, manifestó Guzmán, quien es director del Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM).

Al responder preguntas de los periodistas, Guzmán dijo sentirse “apenado” por la acusación en su contra, que entiende como un intento de “desbaratar la casa de Joaquín Balaguer”, líder fundador del PRSC.

Agregó que no solo es Antún Batlle quien está detrás del sometimiento en su contra, sino que se trata de “un grupo que tiene otros intereses”.

“Molestias” de la prensa

Modesto Guzman

Modesto Guzmán: Quique Antún es “presidente de una tendencia” dentro del PRSC
De manera insultante y con argumentos pocos válidos el secretario nacional de disciplina del PRSC, Joan Fernández Osorio, pidió a los miembros del tribunal disciplinario que le quitasen a los periodistas de sus espaldas porque podrían “espiar” sus anotaciones y ver los documentos, con los que aparentemente sustentaría su acusación contra Izquierdo y Guzmán.

Los periodistas, que se encontraban a una distancia prudente del asiento de Fernández Osorio, accedieron a la petición de este sin que el tribunal lo ordenara y calificaron de “ridículo” y “absurdo” la demanda que hiciera el abogado al respecto.

Jueces se reservan fallos
Los jueces del tribunal disciplinario del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) se reservaron los fallos contra Guzmán e Izquierdo y establecieron plazos para que la defensa y la parte acusatoria fundamenten sus argumentos. Rafaela Albuerquerque no asistió a la audiencia a pesar de que fue una de las sometidas.

El juez disciplinario Polibio Rivas, quien ocupó el lugar tras la inhibición de Tomas Belliard, se reservó el fallo ante la petición de expulsión contra Izquierdo a quien Fernández Osorio pidió expulsar con “declaratoria de traición” al Partido Reformista, por ponderar la figura del presidente Medina.

El juez otorgó un plazo de dos días, a partir del lunes 27 de julio, para que las partes fundamenten sus argumentos y fijó en diez el del tribunal para decidir sobre el caso.

Mientras, la acusación a Guzmán, que sí fue conocida por Belliard, también se puso un plazo de tres días a partir de la misma fecha para la fundamentación de los argumentos de ambas partes.

En ambos casos la parte acusatoria estuvo representada por el abogado Fernández Osorio, a quien le fue denegada la petición de que no se hiciera en presencia de la prensa en la audiencia.

FUENTE