SANTO DOMINGO, RD.- Arrepentido, reflexivo y un poco sorprendido, se mostró ayer Juan Manuel Moliné Rodríguez, a su salida de la cárcel de Najayo después de cumplir 20 años de prisión por su complicidad en el asesinato del niño José Rafael Llenas Aybar ocurrido en el año 1996.

El expresidiario, quien abandonó la cárcel a las 02:25 de la tarde en compañía de sus padres, dijo sentirse arrepentido y pidió perdón a la sociedad dominicana y a la familia del pequeño José Rafael Llenas Aybar.

Además exhortó a la juventud a hacer las cosas correctamente, seguir los valores que les enseñan sus familias y alejarse del crimen y de las malas influencias.

“Yo quiero pedirle perdón una vez más a la familia del niño y a la sociedad porque yo actué de una manera equivocada en una época en la que yo era adolescente y mi falta de experiencia me traicionó”, destacó.

Aclaró que no es la misma persona que entró a la cárcel en el año 1996 y que durante estas dos décadas reflexionó y meditó mucho, lo que le permitió aprender de los errores cometidos. “Como ustedes ven, yo cumplí con la totalidad de mi pena y lo hice con la esperanza de que cumplir la pena completa iba a traer un poco de tranquilidad y paz a las personas que se vieron lastimadas por este hecho”, aseveró.

Admitió su responsabilidad

Moliné Rodríguez reconoció que fue responsable de la muerte del pequeño José Rafael Llenas Aybar y aceptó su culpa; al tiempo que señaló que por esa razón cumplió a cabalidad con el castigo que la sociedad le impuso.

“Lo cumplí diligentemente día a día, sin ningún privilegio y fruto de ese esfuerzo hoy obtuve mi libertad y le doy gracias a Dios que me permitió alcanzar este momento, le doy gracias a mi familia y a mi madre que nunca me abandonaron y que me ayudaron a poder alcanzar esta meta”, resaltó.

Indicó que de ahora en adelante va a pasar un tiempo en su casa con su familia y tratará de estar en paz para reencontrarse consigo mismo, en una nueva sociedad; además se comprometió a obedecer y respetar las leyes y tratar de ser un miembro digno de la sociedad.

La pena fue de 20 años exactos

La libertad de Moliné, fue firmada por el juez de Ejecución de la Pena de San Cristóbal, Willys de Jesús Nuñez, quien luego de revisar los cómputos, plasmó su rúbrica sobre el auto administrativo que ordenó la extinción de la pena.

“El tribunal en virtud de lo que establece el artículo 440 del Código Procesal Penal, procedió a verificar el cumplimiento de la sanción a éste y tomando en consideración que de acuerdo a la documentación que reposa en el tribunal hoy se cumplen 20 años exactos de prisión, procedimos en momentos pretéritos a hacer los cómputos por la ley y por vía de consecuencia hacer la extinción de la pena”, expresó el magistrado.

Agregó que la orden de libertad llegó en horas de la mañana al Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres y que luego fue sometida a un proceso de verificación simple y sin ninguna complejidad, lo que dio origen a su liberación.

El juez recordó que Moliné Rodríguez intentó, al menos en tres ocasiones, obtener libertad condicional ante ese tribunal y que en ninguna ocasión le fue acogida la solicitud. “Desde la semana pasada los abogados defensores estuvieron por aquí realizando los trámites burocráticos de rigor y hoy finalmente se emitió la orden”, indicó.

Moliné fue tendencia en las redes sociales

La cobertura mediática que se le dio a este caso, producto de las heridas sociales que causó, y el despliegue de los medios de comunicación, tras conocerse la noticia de la liberación de Juan Manuel Moliné Rodríguez, convirtieron al apellido de éste en tendencia en las redes sociales durante buena parte del día de ayer. Desde tempranas horas, miles de dominicanos comenzaron a manifestar sus expresiones en torno a lo que significó para el país la muerte del niño José Rafael Llenas Aybar y la libertad de uno de los implicados.

Redondo Llenas sigue cumpliendo condena

Aún continúa tras las rejas, en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís, Mario José Redondo Llenas, único primo hermano de José Rafael Llenas Aybar y quien fue condenado a 30 de años de prisión por ser el autor material del crimen. Redondo Llenas, además, fue quien alegó, durante el juicio, que Luis Palma de la Calzada, y su hijo, Martín Palma Meccia, familiares de la entonces embajadora de Argentina en República Dominicana, Teresa Meccia de Palma, estuvieron involucrados en este hecho.

FUENTE